SÉPTIMA ENTRADA

agosto 13, 2020

Séptima entrada

POR GILBERTO RUIZ RAZO

CORREO.- Desde Culiacán nos escribe el licenciado Jesús Vázquez Andrade para pedirnos un comentario acerca de los extranjeros que ya anuncian para los actuales campeones de la temporada que terminó en enero pasado cuando se impusieron, en emotiva final que se extendió al máximo, a los Venados de Mazatlán, y ya la familia Ley, encabezada por Héctor, se alistan para buscar un bicampeonato que ya saben lo que es conseguirlo, pues en la temporada 1995-1996 Y 1996-1997 ligaron banderines. 

PARECE.- Aunque no hemos sabido oficialmente los nombres de los cuatro importados que los guindas tendrán para la campaña venidera, se manejan los siguientes nombres. Estos son Rico Noel que parece será un hecho su regreso. También regresan el serpentinero Anthony Vázquez, Juan Carlos Ramírez de origen nicaragüense y el cerrador Alberto Baldonado, de Panamá. 

BIEN.- Sabido es que Tomateros cuenta con una de las mejores bases nacionales de LMP, si no que la mejor. Por eso que, aparte de Rico Noel, el resto de los importados serán serpentineros. Claro, tienen en la mira a dos abridores un cerrador y un jardinero, para tener a uno de ellos, pitcher sin duda, incapacitado y después añadirlo al roster cuando incapaciten a otro. 

OBLIGADOS.- El retorno de Rico Noel se puede decir que es obligado. Desde que tuvieron por muchos años a Derrel Sherman, no le había llegado un patrullero de en medio tan efectivo como el ex prospecto de Yankees de Nueva York. Se manejaba, no hace mucho, que Noel no regresaba, pero ya todo se aclaró y el veloz jugador estará y temprano. Rico es un primero en un orden al bat que pesa y si logra tener un año consiguiendo ponerse en base, mejor, los robos podrían aumentar. 

NUNCA.- Rico Noel vendrá a su sexta temporada con Tomateros aunque una combinada con Charros. Y nunca ha sido un bateador sobre la cifra mágica. Su promedio de bateo más alto, lo consiguió en la temporada 22016-17, cuando obtuvo un promedio de .289. Pero es un jugador que se desempeña bien en sus dominios, dueño de un brazo promedio y su velocidad causa estragos. Un acierto para los directivos guindas, traerlo de nuevo. 

OTRO.- Y otro acierto deberá ser el regreso del panameño Alberto Baldonado que dejó grata impresión la temporada anterior por su tremenda velocidad a la hora de bajar la cortina. Por su puesto que la afición guinda espera cuando menos, lo que mostró el año de su presentación y por eso los directivos cifran sus esperanzas en este apaga fuegos. Baldonado llegó ya al final de la temporada, y en sus apariciones en la loma, impresionó por su velocidad, ponchó a 14 en once entradas de trabajo. Y en postemporada se vio mejor. 

UNO MÁS.- Juan Carlos Ramírez es otro estelar de la loma que anuncian para estar en la campaña que se avecina. Ramírez es un lanzador nacido en Nicaragua y que cuenta con experiencia en el mejor beisbol del mundo ya que ha estado con equipos como Filis, Diamantes, Marineros, Rojos y Ángeles de Anaheim. O sea, un mundo de experiencia que deberá aplicarla para el equipo de la capital sinaloense. 

TAMBIÉN.-  Hay un abridor más que anuncian su retorno. Se trata del norteamericano Anthony Vázquez un viejo conocido que ha dejado grata impresión desde que se presentó en la temporada 2014-2015 con Venados. Pero el zurdo que casi cumple 34 años, nacido en San Antonio, Texas, no se vio tan contundente como en el pasado. Su record de tres ganados y tres perdidos, no dejó contentos a muchos aficionados. Pero podría tratarse solamente de un año regular, uno que cualquiera lo tiene. 

LA BASE.- Si nos fijamos, Tomateros busca entre sus refuerzos foráneo, pitcheo. A excepción de Rico Noel, el resto de los jugadores de posición forman una base sólida Tan sólida que muchos la consideran la mejor del beisbol invernal. Y lo saben bien por eso la cuota de extranjeros, en su mayoría, serán serpentineros. Con ello consideran que estarán listos para seguir hilvanando cetros al mando de un dirigente que en cuatro temporadas, les ha dado tres títulos. 

MÁS.- Pero a Benjamín Gil tal vez le tenga preocupado el no poder obtener un título de Serie del Caribe. Pero mientras que aquí sea campeón, qué más da. Eso le falta al ex jugador que fue un buen parador en corto al grado de tener experiencia en MLB donde aprendió los secretos de dirigir con estupendos resultados, equipos como Tomateros. 

¡¡MAÑANA CONTINUAMOS!! 

[email protected]