SEPTIMA ENTRADA

agosto 6, 2020

Séptima entrada

POR GILBERTO RUIZ RAZO

SEGUNDO.- Joakim Soria parece haber tomado su segundo aire en esta su décima tercer temporada en MLB, ahora con su séptimo equipo en la Gran Carpa. El nativo de Monclova está recibiendo la oportunidad de cerrar los encuentros y ya llegó a su segundo rescate de esta temporada. El derecho de 36 años está demostrando que hay pitcher para rato en la Gran Carpa y podría asegurar más tiempo en ese fascinante mundo donde muchos aspiran llegar pero poco son los que se establecen.

AYUDA.- Hasta el momento, Soria es el único lanzador mexicano en ser sometido a dos cirugías de las llamadas Tommy John. Los enterados, como el Dr. Vicente Arturo Carranza, especializado en casos como este, es de la idea de que al añadir algo a brazo, es doping porque ayuda al serpentinero a que mejore su velocidad. Roberto Osuna sigue siendo candidato a ser intervenido una vez más, pero nada se ha dicho de una segunda opinión.

NO.- Escuchando un programa deportivo por la TV, dijeron que Joakim Soria pertenecía a Yaquis. No es así, los directivos de la tribu en un draft de no hace mucho, dejaron en libertad al coahuilense. De inmediato Joakim fue tomado por los Algodoneros de Guasave. Es decir, si se animara a venir el cerrador  a este beisbol la siguiente temporada, sería con el equipo que de nuevo va a dirigir Oscar Robles. Es una oportunidad grande para la organización de Guasave, convencer a aquel que lanzó un juego perfecto el tercero en la historia de LMP, que le ayudó a ser invitado por Reales de KC que lo obtuvieron mediante la regla 5.

OPORTUNIDAD.- Así como otros equipos tienen oportunidad de traer jugadores mexicanos de MLB, o al menos algunos que están en AAA, Algodoneros podría convencer a Soria de venir a lanzar algunas entradas en la próxima temporada, si es que se dan las cosas. El haber una temporada tan corta, evita que se diga que hay fatiga extrema. El problema sería que aceptaran las condiciones económicas de los dueños de equipos que no están en una situación de pagar muchos en esta ocasión por lo que todos sabemos y entendemos.

CONVIENE.- Claro que a muchos jugadores les convendría en reportar a la pelota de invierno. Eso de estar sin jugar, unos otros hacerlo en corto período de tiempo, podría afectarlos a la larga. Y eso podría ser aprovechado por los directivos de LMP y otras partes.

EN CUENTA.- Si hemos sido reiterativos en poner en duda la temporada que viene del beisbol invernal, es por lo que está sucediendo el MLB. Si allá no pueden controlar la situación y los contagios sigue cada día, imagínense aquí en la pelota invernal. Y no estamos echando la culpa al Comisionado y gente que lo rodea. Tampoco se echaría la culpa, si es que hay beisbol y brotes, a la presidencia de LMP. No, pero es casi imposible controlar a los jugadores. Algunos no a todos por supuesto. Como en todo, habrá jugadores que cumplan el protocolo, pero otros no.

ESPERANZA.- Los dueños de los equipos están conscientes de que se podría comenzar la temporada en octubre sin poder tener aficionados en sus inmuebles. Pero tienen la esperanza de que en los siguientes meses se les permita en determinado porcentaje. Digamos un 30%. Y en los siguientes meses, aumente ese porcentaje a un 50% tal vez. Pero, ¿y si no hay autorización de permitir aficionados en toda la temporada?. ¿Sería redituable jugar toda la temporada sin aficionados?. También se debe tener previsto ya, sin duda.

CORREO.- Escribe el lector Gerardo Ríos N., para hacer este comentario: “Si los directivos de las diez plazas de LMP saben que podrían jugar sin aficionados el torneo que viene. Si saben que la publicidad no se vendería como en otros años, aunque los sueldos de los jugadores sean a un 50%, ¿dan una señal de que el beisbol, al menos en invierno, es un negocio que arroja pingües ganancias?. Amén que están con la idea de convencer a los que juegan en Grandes Ligas, unos, y otros en Triple A, a que reporten a sus respectivos equipos. Sin embargo no van a venir por “tortillas duras”. No pocos, entre aficionados y otros no tanto, van a entrar en sospechas que el beisbol sí es en realidad un buen negocio, no como han vendido la creencia, en otros años, que no lo es”.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]