SÉPTIMA ENTRADA

julio 2, 2020

Séptima entrada

POR GILBERTO RUIZ RAZO

ANUNCIADA.- LMB dio a conocer algo que ya era una crónica anunciada. Se canceló la temporada o la mini temporada y ahora a esperar el 2021 si las condiciones ya están mejor, para reanudar lo que nunca había sucedido: la de interrumpir después de tantos años, un torneo en el viejo circuito. Lo que seguirá es planear algo que podría darse: una Asociación de Jugadores, pues parece que este problema podría abrir más los ojos de los jugadores que se deben sentir afectados en sus intereses aunque no es culpa más que de la pandemia.

LISTO.- Ya sabiendo que no habrá beisbol de verano, los de invierno pueden empezar a planear el inicio de su temporada. Y con fecha exacta ya, la del 13 de octubre como se había anticipado aunque con muchas dudas pues se empalmaba el calendario de LMB si se daba ese torneo. Y tal vez sea cuestión de días para que lo den a conocer. Sí, muy pronto.

TAMBIÉN.- Otra cosa, las ligas menores en Estados Unidos, de plano también se suspendió. Y eso afecta a muchos jugadores que, aunque no devengan sueldos grandes, tienen la posibilidad de ser llamados en ciertos momentos de la temporada. Cosa que en este año, 2020, no va a suceder. Solamente 30 de los 60 que no hagan el equipo, quedarán a la expectativa de ser llamados. Es decir, de los 60 invitados, 30 se quedarán y 30 quedarán a lo que pueda ofrecerse.

¿PROBLEMA?.- Y al quedar sin ver acción los de liga menor en Estados Unidos, algunos querrán ir a jugar a la pelota invernal en su país. Es decir, para LMP, varios estarán queriendo jugar con sus equipos. Lo que podría significar un problema, en lo económico, para sus directivos a los que van a poner, en todo, a sus directivos pues sus honorarios son en dólares.

VARIOS.- Por ejemplo, con Yaquis, podrían ser varios los que estarían dispuestos a reportar. Un Gerardo Reyes, si finalmente no es requerido aunque estará entrenando buscando hacer el equipo con San Diego. Luis Urías estará buscando quedarse con Milwaukee. Víctor Arano, por lo mismo con Filadelfia. ¿Se imaginan si los tres buscan reportar con Yaquis?.

APARTE.- Del que no hay que hacerse ilusiones, es de Geovanni Gallegos. El derecho obregonense está listo para ser un importante elemento en el bullpen de los pájaros rojos de San Luis. Mínimo será al preparador de Cardenales, si es que no el cerrador. Y aun llegando ponto a su fin en la temprada, se antoja complicado que reporte al final de temporada. Claro, caería bien en enero, pero…..

NADA.- Otra opción interesante para los aficionados de la tribu de Cajeme, sería Luis Cessa. Lo decimos porque no habría pretexto de la fatiga extrema. Y como verán poca acción por la temporada tan corta, menos de la mitad, habría tiempo para poder ver acción en invierno. Y no solamente ellos, los distintos equipos, al menos la mayoría, tendrán jugadores que vinieran a ayudarlos.

EL PERO.- Solamente que habrá un motivo grande que impediría a los directivos de LMP contar con los jugadores a los que arriba nos referimos. La cuestión monetaria. De todos es sabido que si hay temporada invernal, será en verdad atípica por diferentes aspectos. Uno de ellos es la situación económica que esta pandemia está originando. No, no se espera mucha afluencia de aficionados a los juegos. El temor a contagiarse, será otro motivo de los aficionados.

OTRA.- Ya se ha divulgado que los directivos piensan hacer ajustes para el torneo que viene. Es decir, hablaran con los jugadores para hacerles ver que no se podrán pagar los sueldos acostumbrados. Y hay esperanzas que lo entiendan. Difícil para los jugadores, pero tal vez entren en razón y comprendan que es mejor que haya liga en invierno a pesar de la contingencia.

FALTA.- Por supuesto que hay expectación por saber si finalmente seguirán con extranjeros. Jugar sin ellos sería fatal por lo que creemos que sí lo aceptarán al final, aunque sea bajando un poco la cuota. ¿Qué tal con cuatro?. No se ve mal, con tal de que se aprueben. Con talento nacional solamente, podría ser un fracaso como sucedió en la temporada de 1982.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]