Saraperos y sus abridores estelares

septiembre 3, 2019

Tiempo de Beisbol

(TIEMPO DEL RECUERDO: Después de varios días de lluvia en la Ciudad de México, los Tigres derrotan 16-0 a los Tecolotes de Nuevo Laredo y se coronan campeones en su primer año en la LMB. Fred Waters solo acepta 3 hits en la blanqueada.  El 4 de septiembre de 1987, debuta Vicente Palacios en las Ligas Mayores con los Piratas de Pittsburgh. Lo hizo como relevista. Ese último mes de la temporada termina con 2-1 y 4.34. Los Tigres logran otro campeonato en la LMB venciendo a los Diablos Rojos de México 7-4, suceso que se dio el 4 de septiembre de 1997 y fue su sexto campeonato).

= = = = = =

Anoche se iniciaron los play offs de la LMB. Los Saraperos de Saltillo siguen manteniendo su orden de abridores, para hoy Jonathan Sánchez, seguirá Raúl Zoe Carrrillo y Héctor Ambriz. En tanto que los Toros tienen para hoy a Orlando Lara, seguirá con Horacio Ramírez y Manny Barreda.

Se inició la postemporada de este 2019, como siempre no faltan los puntos de vista y los siempre esperados pronósticos. Aporto lo mío en los pronósticos pero nunca he sido partidario de este ejercicio, prefiero ser historiador que profeta. Siempre he pensado que el pronóstico resulta una presunción, en este tipo de series suceden muchas cosas y una de ellas es que los equipos de buen potencial a veces no son buenos para jugar con presión. Sucede que a veces son aprovechados por los que no son favoritos, eso que se dice tienen mucho que ganar y nada que perder.

Recuerdo una anécdota con Jorge Fitch en 1977. Ese año fue el manager de los Tecolotes de Nuevo Laredo. Les tocó disputar la serie final ante los Diablos Rojos de México que tenían un equipo potente y por ende gran favorito. Les tocó iniciar esa serie en la Ciudad de México, todavía en el parque del Seguro Social.

En la entrevista que le hizo este servidor dijo que no se explicaba cómo había llegado a la final, que sería toda una ganancia lo que surgiera. Perdió el primer juego y luego, antes de dejar a la Ciudad de México, ganó y la serie se puso 1-1. Nuevamente al platicar con él, dijo que eso era otra ganancia. La serie se cambio a Nuevo Laredo y se consumó la sorpresa. Los Tecolotes ganaron los tres juegos programados en la ciudad fronteriza. Nadie podía creerlo pero así fue. Ya se pueden imagina a Jorge Fitch, a quien ocho años antes lo vimos jugar con los Broncos de Reynosa y ganar aquel inolvidable campeonato para la afición de Reynosa.

Estas historias se han dado y esa es la razón por la que no nos sorprenden las llamadas sorpresas en finales del beisbol. Ha sucedido en Ligas Mayores, LMB y LMP además de otros circuitos. Realmente existen muchos casos. De Ligas Mayores siempre recuerdo las series mundiales de 1960 y 1969. Los Yanquis de 1960 batearon como nunca un equipo en el Clásico de Otoño pero perdieron el séptimo juego por aquel jonrón de Bill Mazoreski. También en 1969 que los Orioles de Baltimore fueron amplios favoritos pero los increíbles Mets de Nueva York se impusieron en 5 juegos. Mucha historia con las llamadas sorpresas.

.

[email protected] [email protected]