Sandy Koufax, un zurdo muy especial

septiembre 17, 2018

Lanzando para Home

El béisbol está lleno de historias sobre lanzadores jóvenes con gran velocidad pero sin control, que nunca aprenden a utilizar el poder de sus brazos. Los zurdos en particular, han sido notorios que carecen de control.
El zurdo que superó legendario salvajismo para convertirse en no solo un miembro del Salón de la Fama, sino también uno de los mejores lanzadores más dominantes del juego y ese fue, Sandy Koufax.
Antes de convertirse en jugador profesional de béisbol, Koufax, oriundo de Brooklyn, Nueva York. asistió a la Universidad de Cincinnati con una beca deportiva para jugar…baloncesto. Como delantero del equipo de primer año de UC, Koufax fué un buen reboteador y promedió 9.7 por juego. El entrenador de basquetbol de UC, Ed Jueker, también fue el entrenador de béisbol y Jueker, no tenía idea de que Koufax era un jugador de béisbol y pasó una prueba que le hicieron y fue invitado para hacer un viaje de primavera a la exótica Nuevo Orleans.
Debido al clima frío de la temprana temporada, la prueba de Koufax tuvo lugar en una casa de campo con poca luz bajó las gradas del estadio de futbol de la Universidad de California. Las bolas rápidas, pero erráticas de Koufax, aterrorizaron , tanto al receptor veterano del equipo, que después de 3 lanzamientos, se quitó la máscara y el guante, se los entregó a Juecker y dijo: Alguien más va recibir los disparos de este tipo.
Años más tarde, después de que Koufax se convirtiera en la imagen colectiva del país de un lanzador virtualmente imbateable, a Jueker le gustaba confundir momentáneamente y divertir al público y decir, que gracias a él, Koufax se había convertido en un pitcher de mucho control y por eso había triunfando en las Ligas Mayores.
En los años desde 1962 hasta 1966, Koufax ganó, 14, 25, 19, 26 y 27 juegos y lideró la Liga Nacional en efectividad en todos esos años con 2.54, 1.88, 1.74, 2.04 y 1.73. En Series Mundiales ganó 4 y perdió 3, terminando con 0.95 en efectividad.
Se recuerda el Juego Perfecto que lanzó el 9 de Septiembre de 1965 en el Dodger Stadium, al vencer 1-0 al zurdo Bob Hendley de los Cachorros, que solo permitió un hit. La carrera en la quinta entrada la anotó Lou Johnson. La duración del encuentro fue muy rápido con 1.43 horas. Sandy se vió obligado a retirarse a la edad de 32 años, después de la Serie Mundial de 1966, debido a problemas de circulación en su brazo zurdo. En sus 12 temporadas, primero con Dodgers de Brooklyn y después de Los Angeles, ganó 431 mil dólares y en su último año en 1966, ganó 27 juegos por 7 derrotas y su sueldo fue el más alto con 125 mil dólares…Después más lanzamientos.