San Luis se rindió ante  Pujols;  el regreso de  Salas

junio 24, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Los aficionados de San Luis no guardan rencor a Albert Pujols  por haber “vendido” su alma al mejor postor en 2011, firmando con los Angeles de Anaheim, el contrato de 8 años y 180 millones de dólares.

Eso quedó de manifiesto  el fin de semana,  en la primera visita desde su partida al Busch Stadium de sus éxitos, cuando la clientela de los Cardenales ovacionó al dominicano en cada uno de sus turnos.

Incluso, suponiendo  su despedida del inmueble y la plaza, en las postrimerías de la batalla, con las colchonetas  repletas y dos outs, la impresión fue que ofrendaron el sacrificio de sus “Pájaros Rojos”,  invocando un Grand  Slam del  futuro Salón de la Fama, quien  terminó sacando un globo a la primera base, sobre un lanzamiento de John Gant.

DEVUELTO a las menores  por tercera vez en 2019, la diosa fortuna no suelta al novato de los Padres de San Diego, Gerardo Reyes (4-0, 12.41), que luego luego ganó en su reaparición en el frente de los Chihuahuas de El Paso, en la Liga de la Costa del Pacífico AAA.

El veinteañero de las 97 millas, quien ha triunfado en cada una de sus tres estancias en las Mayores en 2019, estuvo casi perfecto  en dos innings (1h, 0c, 2k, 0b), encarando a la sucursal de los Marineros de Seattle, Tacoma.

Reyes compila 4-0 y 12.41 en carreras limpias, 17 ponches y 7 boletos en 12 innings y un tercio, en  13 juegos en  Grandes Ligas y 2-1, 2 salvamentos y 2.70, con 27 chocolates y 11 bases por bolas en 23 entradas y un tercio y relevos, en la sucursal de los californianos.

CON el impulso de su paso por la Liga Mexicana, donde registró 1-2 y 4.08 en 28 innings y dos tercios como refuerzo de los Acereros de Monclova, a Fernando Salas bastaron unos cuantos episodios, poco más de seis, en la filial AAA de los Filis de Filadelfia, Lehigh Valley, para convencerlos de todavía tiene en la pelota. Ayer lo ascendieron.

Otra: el manager de los Marlins de Miami, Don Mattingly, prescribió descanso a su taponero Sergio Romo (1-0, 14, 4.76), cediendo esa labor a un comité integrado por el novato venezolano José Quijada (0-1, 1, 1.69) y Nick Anderson (2-3, 1, 4.88), quienes salvaron sábado y domingo pasados, contribuyendo en  sorpresiva barrida a los Filis.

Una más: Por similar tenor, Roberto Osuna (3-1, 17, 2.25) ha tropezado en junio con inusual frecuencia: dos intentos fallidos de  rescate y una derrota, a cambio de solo un salvado, mientras los Astros de Houston sucumbían en siete de sus últimos 10 cotejos.

Y, Jesús Cruz (2-5, 8.24) consiguió su segunda victoria con los Cardenales de Memphis (AAA), aplicando tres innings de 1-2-3, incluidos 3 ponches, a los Dodgers de Oklahoma. En sus previos tres relevos, el potosino naufragó, según inefectividad de 19.67, aunque sin decisión.

OBSERVACIONES.- .En las puertas del retiro, confeso y resignado y sin más afán que los 200 triunfos (199), Francisco Campos (1-2, 4.63) agarró un segundo aire, admitiendo dos carreras limpias en 12 innings de sus recientes dos inicios, versus Leones de Yucatán y Rieleros de  Aguascalientes.

El abridor de Sultanes de Monterrey, el consistente ex bigleaguer Édgar González (8-2, 5.00), cayó a 0-2 y efectividad de 10.29, en el cierre de la primera y arranque de la segunda vueltas.

Pronto, a partir de hoy en el Alfredo Harp Helú, los Toros de Tijuana tendrán la oportunidad del desquite frente a los Diablos Rojos, que fueron a la frontera a ganar la serie (2-1) al trabuco de la familia Uribe.

[email protected]

[email protected]