Rodrigo López y su reconociemiento

septiembre 6, 2018

Séptima entrada

MECIDO.- La decisión de los directivos de Tomateros de Culiacán, de retirar el número de Rodrigo López, mismo que dio mucho para los ahora campeones del circuito invernal desde mediado de los noventa, hasta el momento de colgar  los spikes después de una gran carrera que lo llevó a las Grandes Ligas donde también hizo lo suyo. Ahora goza del retiro y recordando sus hazañas en este deporte al que entregó mucho.

LOS DRAFTS.- A principio de la década de los noventa, la LMP decidió realizar drafts para que fueran los equipos más débiles, los que escogieran primero según haya quedado en la tabla de posiciones una temporada atrás. Eso para evitar que los equipos poderosos, de esos años, se llevaran a los mejores prospectos, como venía aconteciendo. Obvio que no a todos gustó la decisión de realizar, de esa forma, los drafts.

EL FUTURO.- Corría el año de 1993 cuando se preparó todo para realizar el segundo draft de la historia de la pelota de invierno. Revisando la lista de la historia de los draft, podremos observar que Yaquis se llevó a ocho nuevos elementos pensando, como el resto de los directivos, que en el futuro serían elementos importantes. Todos seleccionaron jugadores por el estilo.

RONDAS.- Así fue como Mayos reclutó a Davis Sinohui, entre otros; Águilas, a Herminio Domínguez; Naranjeros a Juan Acevedo entre varios; Cañeros, a Sixto Báez; Tomateros, a Heriberto García; Venados a Ernesto Córdova, entre varios, por supuesto. Pero vea lo que a continuación diremos, Yaquis seleccionó a Rodrigo López en la ronda número tres pues antes prefirió irse por Ray Martínez y Leonardo Muñoz, y después de Rodrigo, seleccionó a Ramón Orantes, etcétera.

NO.- Pero de manera inexplicable, Rodrigo López nunca reportó, ni a los entrenamientos, a los Yaquis. ¿Cómo fue a parar, entonces, Rodrigo, en la organización de Culiacán?. Nunca se dijo algo al respecto. Si fue cambio, o alguna venta disfrazada, jamás se supo. El caso es que Tomateros salió ganando y por supuesto que Yaquis fue el gran perdedor. Claro, en esos años nadie sospechó lo que el futuro deparaba al lanzador derecho.

EMPERO.- No, nadie, tal vez, lo sospechó, pero sí alguien debió haber visto algo interesante en López que lo recomendó. Algún scout lo detectó, en su momento. Naturalmente que la organización guinda, es la menos culpable. Tal vez fue un error que López haya sido seleccionado por Yaquis aquel año de 1993, pero, insistimos, jamás se buscó la forma de aclarar el asunto que fue muy delicado.

LAMENTABLE.- Siguen, en el béisbol de verano, buscando la forma de perjudicar a la LMP. Eso de empezar, una vez más, para el año 2019, su temporada más tarde con el firme deseo de terminar hasta mediados de noviembre, es el colmo. ¿Quieren llegar a terminar su campaña en diciembre o hasta enero?. De plano que están empeñados en “tronar” al circuito invernal que le ha dado muestras de hacer bien las cosas y  tener mucho éxito y contar, además, con modernos estadios y una gran afición que ya la quisieran en la mayoría de sus parques.

SIEMPRE.- A pesar que en LMB hay nuevos dueños de equipos, esa animadversión hacía los del pacífico, persiste. ¿Cuál será el afán de los de verano?. Todo parece indicar que quieren fusionar los circuitos para escoger las mejores plazas y hacer, con los mejores de invierno, un circuito nacional. Tal vez no ven de otra la situación con tanta plaza en quiebra en verano. No quieren jugar solos, Leones, Saraperos, Sultanes, Toros, Diablos, y uno que otro más.

EN CAMINO.- Edwin Díaz, el boricua cerrador de Marineros de Seattle, parece encaminarse al record de Francisco Rodríguez de 62 rescates en una temporada. Hasta ayer, Díaz sumaba 52 faltando ya poco para la temporada, pues en los recientes juegos, no ha salvado muchos juegos y parece rezagarse un poco en su carrera con superar, o alcanzar al menos, a “K-Rod” que en el año del 2008, dejó ese record dejando atrás a Bobby Thigpen que era de 57 cuando lanzaba para Medias Blancas.

SIGUE.- Khris Davis, el gran toletero de Atléticos de Oakland, sigue siendo una fuerte piedra en el zapato para el otro aporreador de Liga Americana JD Martínez de Medias Rojas que hasta ayer era líder de bateo y de impulsadas, pero Davis, de ascendencia mexicana, le sacaba un bambinazo para no dejarlo subir al liderato en cuadrangulares. Y eso, ser el mejor en cuadrangulares, es lo que ocupa Julio Daniel para aspirar a la triple corona de bateo. Será interesante saber si el de Miami de 31 años, sigue peleando ser el mejor en todo lo ofensivo en Liga Americana. Hay tiempo para eso, pero ocupa mantener ese impresionante ritmo que lleva hasta el momento.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]