Puros managers mexicanos en la LMP

noviembre 10, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- El despido del estadounidense Bobby Dickerson (Mexicali) dejó a la Liga Mexicana del Pacífico sin managers extranjeros o no nacidos en México, por aquello de que a algunos se les considera de casa: Lorenzo Bundy, Dereck Bryant, Tim Johnson, Eddie Díaz, Carlos Paz, Lino Rivera, etc.

¿Y saben desde cuándo no ocurría eso? Desde el ya lejano 1982-1983, ciclo en que la crisis de los gobiernos de la Revolución, obligó a echar a andar un torneo sin importados. Actuaron puros mexicanos, incluidos los llamados “pochos” que entonces circulaban sin restricciones.

En ese contexto, al igual que hoy Dickerson, el único que arrancó fue el cubano Ossie Álvarez (17-18), en el timón de los Tomateros de Culiacán, pero que en una corazonada de Juan Manuel Ley, salió dos juegos antes de que finalizara la primera vuelta y entró al quite el receptor activo Francisco Estrada (20-15), iniciando el recorrido que lo convirtió en leyenda.

PARA los muy exigentes, el promedio de asistencia (siete mil y fracción) de los Sultanes invernales es bajo, sin tomar en cuenta que es la primera temporada en una plaza con beisbol todo el año y los resultados que tiene a los regios con marca debajo de .500, acorde a un club de expansión.

Por ahora, se sospecha que del ambiente en el Estadio Monterrey se ocupan los aficionados de “hueso colorado”, felices de la vida por el privilegio de acudir al parque por estas fechas que eran de “guardar”, además de una nueva clientela conectada genéticamente a la diversión otoño-invierno, al igual que en Jalisco.

¿El clima? El frío empieza a pegar con temperaturas por las noches entre los 12 y 15 grados y dicen que en diciembre y enero se siente más, pero en esas condiciones, Mexicali y Guadalajara, por citar a las más heladas del establecimiento, han salido adelante.

AUNQUE temprano, el cubano de los Cañeros de Los Mochis, Yoanys Quiala (5-0, 1.95), empieza a forjar una triple corona, como la de su paisano de los Charros de Jalisco, Elian Leyva, en 2018-2019. Quiala es líder en victorias y ponchados (31) y tercero en efectividad.

Otra: Volando bajo a ratos, el americano de raíces michoacanas, Art Charles (..213, 6, 20), ya había superado en 25 juegos con los Yaquis de Ciudad Obregón su desempeño de 2016-2017 (.204, 14) para los Charros y 2017-2018 (.160, 1, 9) en Jalisco y Cañeros (.167, 0, 0).

Una más: El camarero de los Charros y Jugador Más Valioso 2018-2019 del circuito, José Manuel Rodríguez (.228, 2, 13) necesita sólo 5 imparables para sumar 1000 en la Mex-Pac, donde ya forma parte de los 100 o más jonrones y 500 o más producidas.

Y, detrás de su espectacular debut en la Liga Mexicana (.325, 24, 112), con los campeones Acereros de Monclova, el receptor ex bigleaguer Bruce Maxwell (.143, 0, 4), anda en la cuerda floja como refuerzo de las Águilas Cibaeñas.

OBSERVACIONES: Con 10 las posiciones aún en disputa, incluyendo la cima y el frío y húmedo sótano, la primera vuelta de la caliente.mx de la LMP entró en la recta final, faltando tres series, 9 juegos.

Los Marlins de Miami, quienes confirmaron en el timón a Don Mattingly, tienen nuevo coach de banca: James Roswson, es jugador de las menores (.190, 4, 128) que ya trabajó con Cachorros de Chicago y Mellizos de Minnesota.

Jesús “Jesse” Castillo (.300, 0, 1), de 2-0, con dos bases por bolas y un ponche, en la victoria de las Águilas de Zulia, 7-6, en 11 innings, sobre los Navegantes de Magallanes que dirige Enrique “Che” Reyes (2-4), en la LBPV que cerró su primera semana de actividades.

[email protected]

[email protected]