Prospecto de Yaquis empieza a levantar

noviembre 12, 2019

Séptima entrada

MERECIDO.- La LMP anunció ayer la designación como Jugador de la Semana, al intermediarista, aunque también vio acción como jugador de las paradas cortas,  Carlos Sepúlveda, un joven elemento que es prospecto de Cachorros de Chicago y que llegó a la tribu en un cambio procedente de Naranjeros de Hermosillo (estando lesionado) y ha caído con el pie derecho con los Yaquis de Ciudad Obregón.

OTRO.- El nacido en la ciudad de Monclova, en el estado de Coahuila y de 23 años, es otro de los jugadores conseguidos por el buen ojo de la directiva de Ciudad Obregón que encabeza René Arturo Rodríguez y que se ha distinguido por conseguir, mediante negociaciones, a buen material para la tribu que se encuentra en tercer sitio de la tabla, en estos momentos, muy cerca de los dos primeros lugares.

DECISIÓN.- Poco antes de arrancar la actual temporada, hubo necesidad de elegir al segunda base de Yaquis, que sería el tirular. Estaba entre Carlos Sepúlveda y Moisés Gutiérrez. La directiva optó por dejar a Sepúlveda y enviar como préstamo a Gutiérrez a Algodoneros. Y es que prefirió prestarlo para que siguiera su desenvolvimiento, que dejarlo en la banca. Eso ha sido una sabia decisión.

MEJOR.- A finales de la pasada campaña, hubo necesidad de enviar al campo a Carlos Sepúlveda por la lesión de Juan Carlos “Haper” Gamboa. Su desempeño en la segunda base, llamó poderosamente la atención de los que saben de esto. Su guante se vio muy bien, aunque su bat enseñó solamente destellos. Pero en lo que va de la temporada, el joven está mostrando adelantos, es decir, ha enseñado que va por buen camino. Y que por algo Cachorros se fijó el él.

FUTURO.- Hay quiénes son de la opinión que Sepúlveda es el futuro parador en corto de Yaquis. Sus alcances a los lados y su rapidez para desplazarse, sobre todo a los lados, empiezan a gustar ahora que lo han puesto como torpedero. Y si demuestra adelantos en su defensa, más se inclinarán en pensar en que esa sería su posición. Ya se verá.

REACCIONA.- El Pitcher de la Semana lo ganó otro elemento de Yaquis. Nos referimos a Javier Arturo López por el hecho de haber conseguido par de triunfos en la semana que dejamos atrás. El originario de la capital del estado de Sinaloa, respondió así a las dudas que muchos teníamos (nos incluimos), antes de empezar la temporada presente. Y es que el zurdo ha sido perseguido por lesiones en los pasados años.

LA CASTA.- La reacción de Javier Arturo, es para destacarse. Es la forma de responder a las dudas que se tienen con respecto a su futuro, pues está demostrando, con su record de 3-1 y una efectividad de 2.38, que a sus 36 años, aún tiene cuerda para rato y muchos triunfos en esta fuerte liga.

TAMBIÉN.- López López, es otra de las conquistas del presidente de Yaquis quien lo consiguió de Cañeros de Los Mochis en un cambio donde cedió a otro serpentinero de nombre Marco Antonio Quevedo. Eso sucedió en el receso de la campaña 2012-13, o sea, que el “Culichi” está viviendo su temporada número ocho con la tribu obregonense, de las 17 en total. Las primeras, con Naranjeros (5), luego con Cañeros (4).

CANDIDATO.- Después del cese de tres manejadores que iniciaron la temporada en LMP, algunos siguieron siendo candidatos a correr con la misma suerte. Ustedes saben, los malos resultados no son buenos consejeros para los directivos que aprietan muy pronto el botón del pánico. Y uno de ellos, se nombraba por muchos lados, fue Sergio Omar Gastélum, todo por los descalabros jugado en su propio parque.

SE SALVA.- Pero las limpias conseguidas en Mazatlán, primero y después en Guadalajara, aparte de la serie ganada en Monterrey, salva, al menos de momento, la cabeza del estratega de la tribu, no obstante la temporada de debut donde consiguió llevar a la tribu hasta la misma final, aunque los resultados no fueron los deseados.

LO MISMO.- Hasta la saciedad hemos dicho que el manejador, en la mayoría de los casos, no es el culpable de las derrotas. El beisbol es tan impredecible, que se gana a veces a equipos que lucen casi imbatibles, y a veces, también, se pierde con los que están viviendo malos años. Yaquis ha caído en cuatro series en casa. Y tres ante equipos aparentemente débiles como son Algodoneros, Águilas y Mayos. Lo anterior significa que no hay adversarios chicos.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]