Premios individuales y las andanzas de Jaime Bonilla

junio 4, 2019

Zona de Contacto

ZONA DE CONTACTO

Por Fernando Ballesteros

Con nueve juegos para que concluya la primera mitad y a 69 de que finalice la temporada 2019 de la LMB, hoy se puede ir vislumbrando qué jugadores podrían obtener los galardones individuales.

El obregonense Bryant Aragón, de los Tigres de Quintana Roo, se perfila para ganar el premio al Novato del Año con sus cifras de .326, 2 jonrones, 15 empujadas y 19 anotadas.

Para el MVP hay varios candidatos, pero si hoy fueran las votaciones lo haría por el jardinero de los Guerreros de Oaxaca, Alonzo Harris, quien ha sido una bujía con muchos batazos a la hora cero y además sus números son espectaculares: .364, 17 jonrones, 50 empujadas, 54 anotadas y 17 bases robadas.

El Lanzador del Año se lo disputan cuatro abridores: James Rusell (Tijuana), 5-1 y 1.91 de efectividad, líder en la Liga; Édgar González (Monterrey), con record de 8-0 para encabezar el circuito; el dominicano César Valdez (Yucatán), 7-0 y 2.91, sublíder y cuarto, respectivamente; y Casey Harman (Puebla), 7-0.

El dominicano Wirfin Obispo (Sultanes), se llevaría hoy el Relevista del Año con sus 14 salvados (líder), además de ser el más dominante entre todos los cerradores con 0.97 de WHIP.

El Premio al Manager del Año, en nuestra opinión, sería para Enrique ‘Che’ Reyes, quien ha mantenido a los Pericos de Puebla en los tres primeros lugares de la Zona Sur (record de 28-23), cuando un mes antes de arrancar la temporada el panorama se veía aterrador con un pitcheo completamente reconstruido y una ofensiva que dependería en gran parte de los extranjeros.

De aquí al jueves 29 de agosto pueden ocurrir muchas cosas, pero hoy ya nos podemos dar una idea de los peloteros que estarán peleando las dicha nominaciones.

#GOBER….Jaime Bonilla es conocido en el beisbol mexicano por haber sido expulsado de la LMP después de haber hecho campeones a los Potros de Tijuana en la edición 1987-88, luego de que los equipos se quejaron de una competencia deshonesta.

En dicha temporada que se jugó en homenaje póstumo a Juan Manuel Ley Fong, el ahora Gobernador electo de Baja California fue acusado de haber comprado a 10 jugadores de Águilas de Mexicali durante el primer playoff –con una suma de 30 mil pesos a cada uno–, donde los Potros ganaron la serie 5-3 antes de vencer a los Naranjeros de Hermosillo en semifinales y barrer en la final a Mayos de Navojoa.

La queja fue puesta en la mesa por el dueño del Club Águilas, Mario Hernández Maytorena, un caballero muy respetado en la Liga y que falleciera en diciembre de 2010, una década después de venderle el equipo a Dio Murillo.

Cierto o falsa la acusación de sobornos a los rivales y bonos extras a sus jugadores, Bonilla fue vetado de por vida en la LMP y se supone que no puede regresar aún y cuando nos llega información de que el ingeniero quiere de vuelta en Tijuana el beisbol de invierno, algo que será muy complicado en su corto período de dos años como Gobernador de BC.

ROLETAZOS:

*LO QUE pocos recuerdan es que Jaime Bonilla no se rindió y además de ganarle una demanda a la LMP por varios millones de pesos, llevó su rebeldía hacia el centro del país para tratar de combatir a la LMB con un movimiento a favor de todos los anabistas que eran encabezados por los ex jugadores, Ramón ‘Abulón’ Hernández y Aurelio López ‘El Buitre de Tacamachalco’. “Terminé asqueado de la Liga Mexicana del Pacífico, luego de padecer sus trampas y sus cochinadas”, dijo Bonilla, de acuerdo a una nota publicada por la Revista Proceso el 11 de marzo de 1989, justamente 30 años antes de ganar la gubernatura de su estado.

*BONILLA SE unió a los anabistas para tratar de relanzar la Liga Nacional, un circuito fallido que había parado sus actividades entre 1986 y  1987 ante la presión e influencia de los dueños de la Liga Mexicana. “Creo que en un plazo de tres años podremos contar con un espectáculo auténticamente de Triple A si estructuramos bien esta liga”, expresó Bonilla, quien aseguraba contar con las plazas de Tijuana, Tecate, Mexicali y Ensenada, mientras en el Sur consideraban a Veracruz y tres clubes del centro del país.

*EL EMPRESARIO también estaba dispuesto a enfrentarse con el mandamás de la LMB, Alejo Peralta. Aparte de impulsar la Liga Nacional, Bonilla indicó que tenía un terreno de 10 hectáreas en Tijuana para abrir una Academia de prospectos y contrastar con lo que ofrecía Pastejé, propiedad del dueño de los Tigres del México y al servicio de la Liga Mexicana.

*AL FINAL fue puro bluff y no pudieron concretar el regreso de la Liga Nacional, mientras los Potros de Tijuana volvían a coronarse en la LMP (1990-91), ya sin Jaime Bonilla y para no variar con un tremendo trabuco que los llevó a renunciar a la Liga por sus problemas económicos junto a los Ostioneros de Guaymas.

TWITTER: @purobeisbolfb

[email protected]