Peligran Acereros;  Cañeros, ¿plan B?

septiembre 23, 2018

Tirabuzón

CDMX.-  Los Acereros de Monclova se meterán hoy domingo al monumental de Monterrey, probablemente en el ocaso del enésimo intento por ese primer campeonato que  nuevamente se desliza, trampeado por un lapidario 2-0 que tiene a los Sultanes en la antesala de la serie final.

Además de la sentida pérdida por lesión de uno de sus puntales, Jesús Castillo, alias “Jesse” y, una más: que los regios ya hicieron blanco en la fachada de su “vaca sagrada”, el americano Josh Lowey (4e, 7h, 7c, 0b, 2k).

Más difícil no se la han podido poner a su mecenas compartido en la tierra del tubérculo, vulgo camote, Gerardo Benavides Pape, quien a fuerza de golpes seguirá asimilando que al menos en el béisbol, no siempre una cartera repleta es garantía de campeonato.

SEGURAMENTE porque por ahora eso no es prioridad, la directiva de los Cañeros de Los Mochis ha hecho mutis sobre las condiciones en que quedó el estadio Emilio Ibarra Almada  en  reconstrucción las 24 horas, tras las lluvias que provocaron inundaciones en la ciudad, en la región y en varios municipios de Sinaloa.

Pero no tarda en salir al balcón el presidente del club, Joaquín Vega Inzunza, a informar si los encargados de la obra todavía consideran factible jugar ahí el sábado 13 de octubre, señalado para el naugural contra los Yaquis de Ciudad Obregón. O, sí, de plano recurren al plan B al cual el ejecutivo ha sacado la vuelta.

Y que podría consistir en voltear hacia al parque Francisco Carranza Limón de Guasave, ahí nomás tras lomita,  y  que no presenta  más daños que los conocidos, a cinco años de la desaparición de los Algodoneros y cuyo terreno acaba de recibir elogios nada menos que de Fernando Valenzuela.

La otra solución, nada descabellada, sería  jugar en gira sus primeros encuentros, estilo Liga Mexicana, aunque para ello tendría que mediar el titular del circuito, Omar Canizales, para ponerse de acuerdo con los Yaquis y demás  en el futuro inmediato de los verdes.

EL apoderado de peloteros, Óscar Suárez, señala dos omisiones respecto a los mexicanos en camino a la postemporada en el Big Show: Jorge De la Rosa, la “parejita” de Jaime García en el bullpen  de los Cachorros de Chicago y el aporreador de la doble nacionalidad, Khris Davis (Oakland), líder jonronero en la Liga Americana con su tercera cosecha consecutiva de 40 o más bambinazos.

Otra: A Marco Estrada (7-13, 5.57) restan una apertura, el venidero martes en el Rogers Centre de Toronto, versus Astros de Houston y la del cierre de hostilidades, el domingo 30 del mes patrio, en el Tropicana de Tampa Bay.

Una más: Víctor Arano (1-2, 3, 2.35) llevaba 11 relevos al hilo sin admitir carreras limpias  para los Filis de Filadelfia, que tras liderar su división por un rato, carece de posibilidades para escalar la punta en poder de los Cachorros de Chicago  y en la carrera por los dos boletos “wild card” que acaparan Milwaukee, San Luis y Colorado.

Y, a estas alturas, la LMB no tendría por qué estar padeciendo suspensiones por lluvia a diario que dan al traste con la escenografía, pues no es igual ver el desenlace de una batalla a plena luz del día y las localidades casi vacías, que bajo las candilejas y más gente delirante y echando relajo.

OBSERVACIONES.-  Roberto Vizcarra, primer manager ratificado para 2019, por los Leones de Yucatán que anuncian de regreso al “Cacao” Jesús Valdez, perfectamente naturalizado, sin justificar porque no lo utilizaron como foráneo… Lujos de los Acereros: el ex bigleaguer Danny Espinosa en el campo corto y Jorge Flores e Issmael Salas en la banca… Juan Carlos Osorio, un lector, no el colombiano ex del “tri”, aclara que el Diablos-Guerreros ya se dio en un playoff, si bien no en el año que dice (2003), tampoco el resultado (4-1). Fue en 2004 y los Pingos barrieron (4-0).

[email protected]

[email protected]