Paga Honeycutt por deslices de Kershaw

octubre 15, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- De los siete mexicanos inscritos para la postemporada 2019 de Grandes Ligas, el relevista de los Yanquis de Nueva York, Luis Cessa, es el único que todavía no ha participado, siendo solo testigo ocular de la barrida a los Mellizos de Minnesota y de la repartición del “botín” en Houston.

 

El potencial debutante no ha sido borrado del roster, pero cada día que pase obrará en su contra por elemental lógica, conocido que no ha trepado al montículo desde el 28 de septiembre en Texas, donde ligó una segunda mala salida, admitiendo cuatro carreras limpias en un inning y un tercio en que obsequió cuatro bases por bolas.

 

En trámite las series de campeonato, Roberto Osuna (4.1e, 1h, 1c, 2b, 6k) y José Urquidy (1.2e, 3h, 0c, 1b, 3k) siguen en ruta al Clásico de Octubre, en el bullpen de los Astros, así como el estreno  de los Cardenales de San Luis, Giovanny Gallegos (0-0, 27.00).

 

 Ya se fueron, sin pena ni gloria, Sergio Romo (0-0, 9.00) y Julio Urías (0-1, 7.36), arrastrados por los fracasos de los Mellizos y Dodgers de Los Ángeles, respectivamente y Joakim Soria, quien no trabajó en el desafío por el comodín en el que los Atléticos de Oakland cayeron ante los Rays de Tampa Bay.

 

EL primer ajuste de cuentas tras el enésimo truene de los Dodgers en postemporada, arrojó al primer damnificado: el coach de pitcheo Rick Honeycutt, en el cargo desde hace 14 campañas.

 

Para el ex lanzador zurdo no debería haber reproche en un año en el que nuevamente la escuadra californiana encabezó en victorias a la Liga Nacional, de no ser por los sucesos de la serie divisional contra los Nacionales de Washington.

 

Hablando en plata, de lo único que lo pueden señalar y eso porque en el beisbol moderno alguien tiene que pagar culpas ajenas, sería por las fallas del estelar Clayton Kershaw en postemporada.   

 

Honeycutt trabajó al lado de cuatro managers de los Dodgers: Grady Little (2006), Joe Torre (2008), Don Matingly (2011) y Roberts (2016) y era el único coach en la brillante trayectoria de Kershaw.

 

TRES de tres: La Liga Mexicana, que interinamente dirige Gabriel Medina, echó a la red dos mensajes impensados no hace mucho: felicitaciones a la LMP por el inicio de su edición 2019-2020 y por los 75 años del beisbol invernal. Y a los Sultanes de Monterrey deseándoles éxito en su aventura en la pelota de la costa.

 

La gente de Monterrey dejó pendiente el primer lleno en una velada de la Mex Pac (14 mil 230),  de acuerdo al reporte oficial de la asistencia al juego inaugural que perdieron 4-3 frente a Águilas de Mexicali. El aforo, reducido en la más reciente remodelación, es para 20 mil 61 personas, apenas 61 más que el de los Tomateros de Culiacán que registró 20 mil en su “opening day”.       

 

Seguramente en casa, sin expansión, Miguel Torrero bateó .556 (9-5) y mandó a la goma la rayita del triunfo en el primero en Mexicali, actuando en la tercera base de los Sultanes en las jornadas de apertura. El mazatleco no era visto desde que fue reserva de los Naranjeros de Hermosillo en 2017-2018 (.188, 0, 3).

 

EN seguidillas.- Impresionante el desempeño del zurdo Miguel Aguilar como cerrador en la Arizona Fall League: 0-0, 3 rescates, efectividad de 2.25, 12 chocolates y 1 boleto, en 8 innings, para Salt River (Diamondbacks)… Salvo que empataran, los resultados de la serie que a partir de hoy disputarán Charros de Jalisco (0-2) y Algodoneros de Guasave (0-2) en el Panamericano de Zapopan, provocarán tempranera crisis… Y, si bien pronto para encender los focos rojos, a  la directiva de los campeones Charros, debió alertar las 24 carreras que su pitcheo permitió en los dos juegos inaugurales a los Yaquis de Ciudad Obregón.

[email protected]
[email protected]