OUT 27

julio 23, 2020

SERA UN PLAYBALL MUY RARO

POR DAVID BRAVERMAN

Finalmente ha llegado la fecha de que se cante el playball en los
parques de grandes ligas. Pero es un día completamente distinto a los
“Opening Day” que siempre hemos tenido, esta vez será un día
inaugural exclusivo para la radio y la televisión, internet y sus redes
sociales.

No hace muchos meses los Nacionales de Washington festejaban la
conquista de su primera Serie Mundial ante miles de fanáticos que
abarrotaron su estadio para atestiguar como derrotaban en siete
juegos a los Astros de Houston. Hoy vuelven a su casa para estrenar
el gallardete pero lo harán sin invitados, será una fiesta íntima y entre cuates enfrentando a los Yanquis de Nueva York, uno de los grandes
favoritos para ganar el Clásico de Otoño. El otro favorito, los Dodgers
de Los Ángeles recibirán por la noche a los Gigantes de San Francisco. Y así habrá comenzado una corta y distinta temporada, desangelada en las tribunas pero llena de beisbol en los diamantes.

¿Qué tanto influirá al desempeño de los peloteros jugar en estadios
sin público? Personalmente pienso que mucho, lo mismo que podría
influir a una orquesta sinfónica tocando en un foro vacío o a los
artistas de una gran obra de teatro que cada vez que voltean a las
butacas las ven vacías, haciendo falta esas reacciones en el rostro de
los espectadores, las risas, las lágrimas, la sorpresa, el misterio. En
los escenarios de la gran carpa no habrá rostros de alegría ante la
victoria o caras largas ante la derrota. Y sí, es un hecho que afectará
al pelotero, por más profesional que sea, antes que nada es un ser
humano con sentimientos, con reacciones, con sentido común.
Mientras en el terreno de juego se escuchará el dulce sonido del bat
conectando la pelota y se cantarán el himno y el “Take Me Out to the
Ballgame”, afuera en el hospital más cercano, habrá indudablemente
alguien muriendo a causa del Covid19.

El gran deseo es que la temporada que comienza pueda llegar a su
fin sin más alteraciones, ya han sido suficientes, pero todo dependerá
de que tan saludable sea. Por más aislado que tengan a todo el
personal involucrado, la posibilidad de contagios siempre estará
latente. No se trata de ser pesimista, solo se trata de ser realista.
Espero que lleguemos a finales de octubre y podamos disfrutar de una
gran Serie Mundial luego de una postemporada a la que estarán
invitados la mitad de los equipos.

Así pues, a tratar de disfrutar del mejor beisbol del mundo aunque
sea en condiciones distintas e inéditas. Las estadísticas, los
numeritos, todos ahí estarán, habrá playoffs, alguien ganará el clásico
de otoño. Pero esta campaña de 60 juegos quedará ahí con una
marca, el asterisco del Coronavirus.

MÁS BATAZOS.- Mientras los estadios de la LMB, la mayoría
bastante viejitos, lucen tristes con sus luces apagadas tras la
cancelación de la temporada 2020, muchos peloteros han tenido que
optar por dedicarse a otra cosa para hacerse de recursos en tantovuelve la actividad a los diamantes.

La liga y sus equipos han manejado con mucha se crecía el apoyo real que le han dado a jugadores, umpires y personal de oficina, pero sabemos de buena fuente que la mayoría de las directivas les ofrecieron apoyo limitado durante un par de meses y nada más, en muchas casos, únicamente como prestamos.

Me cuenta mi amigo “el pajarito” que incluso algunos directivos le “recomendaron” a sus peloteros no hacer declaraciones acerca del tema, especialmente a Puro Beisbol, ya que de lo contrario pondrían en peligro su contratación para el año entrante, así las cosas…

Los que llamaron negativamente la atención fueron los Acereros de Monclova con una serie de tuits invitando a sus aficionados a una subasta de uniformes y artículos beisboleros con el fin de reunir fondos para pagarle al personal del equipo.

Es neta Sr. “Magnate” Benavides???… Y ya que hablamos de “magnates”,
nada contentos deben estar en Tijuana con la cancelación de la
temporada. Y es que convencer al venezolano Omar Vizquel para
hacerse cargo de Toros no le debió haber salido nada barato al
propietario del equipo, Alberto Uribe, quien desde hace tiempo es
“asesorado” por un personaje venezolano llamado Arturo Marcano,
quién también cobra en dólares y parece ser ajonjolí de todos los
moles, la hace de abogado, periodista, directivo, agente de peloteros
y managers, asesor de asuntos internacionales de la federación
venezolana de beisbol y director deportivo de los Toros de Tijuana
mas lo que caiga, que tal eh. Así que la “conexión venezolana” le debe
estar costando buen billetín a Don Alberto a quién por cierto, hace
mucho tiempo no se le ve por Tijuana…

Me cuentan que, acerca de la revisión y actualización de estatutos de la LMB que está haciendo su presidente Horacio de la Vega, algunos directivos han solicitado checar y subrayar el concerniente a la prohibición de que cualquier miembro de la asamblea o miembro del consejo de alguno de los 16 equipos, así como personal contratado y devengando un sueldo en las oficinas del circuito, sea parte o colabore con algún medio de comunicación ya sea TV, radio, prensa escrita o sitios de internet y redes sociales. Y es que desde hace tiempo y con toda desfachatez, no ha faltado el empleado de la liga que aparece, eso sí muy de vez en cuando, como comentarista de un canal deportivo, lo mismo que un directivo que se sienta en las asambleas como vicepresidente y al mismo tiempo se promociona como periodista y comentarista (eso sí, de futbol porque el beis no se le da). Esto es un descarado conflicto de intereses ya que estos personajes se enteran en las asambleas de asuntos muy delicados sobre la operación de la liga y al mismo tiempo son parte de medios de comunicación.

La pregunta para los presidentes de clubes es si le pueden tener confianza a elementos que juegan con doble interés. Y para el presidente de la liga no hay pregunta ya que de entrada se conoce la respuesta simplemente recordando quién lo puso en ese puesto…En San Diego finalmente quedó sellado el destino del que fuera llamado originalmente Jack Murphy Stadium, primera casa de los Padres y los Cargadores, conocido después como Qualcomm Stadium y más recientemente San Diego County Credit Union Stadium. La Universidad Estatal de San Diego (SDSU) llegó a un acuerdo con la ciudad para adquirir el terreno de 55 hectáreas incluido el inmueble que será demolido el año entrante para dar paso a un nuevo estadio con capacidad para 35 mil aficionados y será la casa de los Aztecas de SDSU en el futbol americano colegial así como otros eventos deportivos y conciertos.Los planes incluyen un edificio de la universidad, área habitacional y un parque recreativo de estilo ambientalista. Fue en el Jack Murphy en donde Tony Gwynn ganó ocho títulos de bateo en la Liga Nacional y en donde los frailes jugaron la Serie Mundial de 1998 contra los Yanquis.

Además fue, entre otros grandes eventos, dos veces sede
del juego de estrellas (1978-1992) y tres Superbowls (1988-98-2003).
Además no podemos olvidar que este estadio fue también la cuna de
uno de los personajes precursores de las mascotas en el beisbol
profesional, Ted Gianoullas, mejor conocido como el Pollo de San
Diego…Recuerden que todos los lunes les tenemos el Minuto Puro
Beisbol a través de Twitter y Facebook, no se lo pierdan.
AMIGOS…CUIDENSE Y CUIDEN A LOS SUYOS…Hasta la próxima.

Comentarios a tus órdenes en:
mail: [email protected]
twitter: @Braverman_OUT27
facebook: facebook.com/david.braverman.7564