Otro azteca de un millón en el Big Show

enero 12, 2020

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Con cinco playoffs en sus seis años de vida útil, los Charros de Jalisco mordieron el polvo en primera ronda por segunda vez –2015-2016, vs. Mazatlán, la otra–, en un viaje que incluye un banderín y un sub campeonato.

 A los ahora ex campeones les faltó el cerrador que con tanto afán buscaron, siempre a lo grande, como acostumbran, enfilando sus baterías hacia Roberto Osuna, para suplir la sentida ausencia de su as en las pasadas tres ediciones, Sergio Romo.

 Y su afición, que comparten territorio de Zapopan con los seguidores de las “Chivas” que también juegan en ese municipio de la zona metropolitana, quedó más “picada” que una botana de la hora feliz, esperando a los Tomateros de Culiacán.

 Un total de 16 mil 500 espectadores y espectadoras, la mejor asistencia en la temporada en el “Charro Park”, como le dicen en las trasmisiones por radio, atestiguaron la espectacular reacción de los verdes.

NINGUNA probable combinación para la serie final 2019-2020 de la Liga Mexicana del Pacífico será inédita, aunque hace más de una década que los semifinalistas actuales no se involucran entre sí en la post serie por el título absoluto.

Cañeros-Venados (2008-2009) es la más reciente y los rojos ganaron por limpia; Tomateros-Yaquis  chocaron en 2003-2004 y los Guindas prevalecieron en cinco; Los Mochis-Ciudad Obregón en 2002-2003, con triunfo verde en cinco y en 2001-2002, los Tomateros  superaron a Mazatlán en seis.

En cuanto a los duelos directos más a la mano: Venados y Yaquis se enfrentaron apenas el ciclo anterior en el primer playoff y los porteños se impusieron en siete, si bien la tribu avanzó con etiqueta de comodín y los Cañeros derrotaron a los  Tomateros en siete en 2016-2017,en semifinales.

Y en la estrategia, Juan José Pacho apunta hacia su cuarta final tras vencer en las tres que ha disputado (2004-2005, 2005-2006 y 2014-2015) y Benjamín Gil por su tercera con el antecedente de dos coronas (2015-2016 y 2017-2018).

Por su parte, el manager de los Cañeros, Víctor Bojórquez, aspira a dar el paso que le faltó en 2018-2019, cayendo en casa en los desafíos seis y siete  ante los Yaquis y Sergio Omar Gastélum,  quien  después de perder en esa instancia contra los Charros de Jalisco, llega a semifinales cargando  la pesada losa de favorito.

EN República Dominicana, los Toros del Este (10-4) con el puertorriqueño Lino Rivera en el mando tienen un pie en la final por el campeonato, donde enfrentarán al sobreviviente de la pelea entre Tigres de Licey (7-7), Águilas del Cibao (6-8) y Leones del Escogido (5-9).

En los playoffs—round robin” de la Lidom están participando 8 mexicanos y uno iba en camino, el taponero de Águilas de Mexicali, Mario Meza, importado por las Águilas Cibaeñas, uniéndose a Jonathan Castellanos, Luis Payán y Jesús Castillo, Escogido; Marco y Raúl Carrilo, Águilas; Esteban Haro y Oscar Félix, Licey y el México americano Jeff Ibarra, Toros.

Restan solamente cuatro juegos, las acciones se reanudan este domingo y el único de posición, “Jesse” Castillo, quien previamente actuó en Venezuela (.301, 0, 17), batea .308 (13-4) con dos empujadas y una anotada.

OBSERVACIONES: El zurdo de los Dodgers de Los Ángeles, Julio Urías, logró su primer millón de dólares, evitando el arbitraje, mientras al Yankee Luis Cessa se le ubicó en el umbral, con 895 mil de los codiciados billetes verdes y el cerrador de los Astros de Houston, Roberto Osuna, agregó 10 millones más a su ya abultada cuenta bancaria.

A  9 días del “destape” de los  inmortales 2020 del Salón de la Fama de Cooperstown, Derek Jeter mantiene el “invicto” con el 100 por ciento de las preferencias,  publicadas 151 boletas (36.7 %),  de acuerdo a Ryan Thibodaux. Barry Bonds acumula el 75.5 y  Roger Clemens 74.2 %.

El  lanzador de los Algodoneros de Guasave,  Jake Paulson, ha sido de poca ayuda  para los emblemáticos en predios quisqueyanos, Tigres de Licey, compilando 0-2 y 8.10 en carreras limpias, en dos aperturas.

[email protected]