Naranjeros y el gran homenaje a Héctor Espino

octubre 22, 2018

Tiempo de Beisbol

(TIEMPO DEL RECUERDO: El día 22 de octubre de 1975, ayer se recordó esta fecha, Rojos de Cincinnati venció 4-3 a los Medias Rojas de Boston en el séptimo juego. Se considera esta como una de las mejores series mundiales de la historia. Fue un clásico que tuvo de todo, fue espectacular. Para muchos es la mejor de la historia).

= = = = = =

Ayer no tuvimos acción del beisbol de Ligas Mayores, tampoco de la LMP, solamente en el Mundial Sub 23 donde nuestra selección sufrió su primera derrota, fue ante Japón, pero este martes se inicia la Serie Mundial y nuevas series de la LMP.

Se presiente buen agarrón entre los Dodgers de Los Ángeles y los Medias Rojas de Boston, sin embargo, pensamos que la corona del Clásico de Otoño se quedará en la Liga Americana. Los Medias Rojas tienen mucha presencia, han lucido una temporada de campanillas con sus 108 victorias en la temporada regular, luego eliminaron a los Yanquis de Nueva York y a los Astros de Houston  confirmando lo que pensamos. Alex Cora nunca pensó que el beisbol le daría este privilegio.

Mientras empiezan a surgir los resultados, dejamos este espacio para felicitar a la causa de los Naranjeros de Hermosillo que acaban de hacer un homenaje de Ligas Mayores para seguir recordando a su pelotero símbolo de todos los tiempos. Nada menos que al fabuloso Héctor Espino. Una estatua en la Plaza de las Leyendas del equipo al través de la historia.

Para eso invitaron a muchas figuras que han sido parte de la historia con la etiqueta de súper estrellas. Ahí estuvieron Maximino León, Cornelio García, Mario Mendoza, José Luis Borrego Sandoval, Ricardo Solís, Ángel Moreno, Sergio “Kalimán” Robles, Ramón Munguía, Eladio Burruel, etcétera. Acudió mucha gente para ver esta ya legendaria plaza. Estuvieron Héctor Espino júnior, Benjamín “Gonino”  Reyes, hijo de “Cananea” Reyes.

Enrique Mazón en su calidad de presidente de los Naranjeros y el doctor Arturo León Lerma como parte importante de la directiva, estuvieron para tomar parte en la ceremonia. Muy buen detalle, sin duda alguna que Héctor Espino dejó una huella profunda en este club, además de darle su lugar a otros triunfadores en el equipo. Ahí tienen algo más para visitar en cuando vayan a la capital sonorense.

Héctor Espino llegó a tener la etiqueta de intocable cuando jugó para los Sultanes de Monterrey pero nunca llegó a sentirse cómodo con el equipo regio debido a los momentos incómodos que padeció con Anuar Canavati. Nunca hicieron las paces porque Espino estaba suspendido en 1965 que el famoso magnate Anuar Canavati falleció. Regresó a los Sultanes gracias a las gestiones de Cono Canavati, primo de Anuar pero muy amigo de Espino. La verdad, Espino nunca fue lo que llegó a ser en la LMP con los Naranjeros.

[email protected]

[email protected]