Naranjeros y el “Dream Team” boricua de 1995

enero 24, 2020

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Los Cangrejeros de Santurce se agregaron como anfitriones al muy anticipado grupo de  invitados confirmados a la Serie del Caribe, San Juan 2020, al lado de Astronautas de Chiriquí (Panamá) y Vaqueros de Montería de la debutante Colombia.

 Santurce es la escuadra de la llamada “isla del encanto” con más conquistas caribeñas (5), dos en la época moderna que inició en  Caracas, Venezuela, en 1970: en 1993 en Mazatlán y en 2000 en Santo Domingo, República Dominicana.

En la primera etapa, los Cangrejeros, quienes encabezan la procesión con más campeonatos en la hoy Liga Roberto Clemente con 16, se sacudieron el dominio cubano en los clásicos de 1951 (Caracas), 1953 (La Habana) y 1955 (Caracas).

Los organizadores del clásico de febrero en puerta (1 al 7), añadieron un plus al evento, un homenaje al recordado l Dream Team boricua de 1995 que se coronó invicto y que llenó a diario el estadio Hiram Bithorn, lo cual no ha vuelto a suceder.

Aquella aplanadora que incluía a los ahora inmortales  en el Salón de la Fama de  Cooperstown, Roberto Alomar y Édgar Martínez y a Bernnie Williams, Juan González,  Carlos Delgado, Rubén Sierra, Carlos Baerga, Carmelo Martínez y varios más.

A este personal encararon la noche inaugural los Naranjeros de Hermosillo y durante cinco episodios sorprendieron llevando delantera, 4-0, hasta que le cayeron al abridor Kevin Foster, quien al poco tiempo llegó a Grandes Ligas con los Cachorros de Chicago.

LA serie final de la Liga Dominicana, donde hasta ahora han tenido acción  dos mexicanos—Linder Castro (Licey) y Fernando Flores (Toros del Este)—y el México americano, Jeff Ibarra (Toros), enfrenta en la estrategia al puertorriqueño Lino Rivera (Toros), aspirante a su segundo título—Águilas del Cibao (2017-2018)—y el colombiano Luis Ureta, quien pretende su primero y 23 para el Licey.

Dos importados en la fase decisiva de la Lidom, mientras trasciende que Luis Rojas, un jovenazo de 38 primaveras, será el nuevo manager de los Mets de Nueva York, en lugar del puertorriqueño Carlos Beltrán que renunció sin ejercer por lo que es del dominio público.

Rojas es hijo de Felipe Rojas Alou, uno de los cinco dominicanos—Tony Peña, Luis Pujols, Juan Samuel y Manuel Acta, los otros—que han dirigido en las Mayores y que en 1994 tenía en la cima a los Expos de Montreal, cuando estalló la huelga más a la mano que suspendió la temporada.

LA Liga Mexicana  del Pacífico, expedita y justiciera  en el caso de los muchachos y muchachas que bañaron con cerveza a los Venados de Mazatlán, ha tardado un poco más en dar color sobre una  denuncia en las redes sociales de los propios porteños.

 Fue por  una agresión a pedradas, al estilo María Candelaria, que impactaron los vidrios de las ventanillas del autobús, a las afueras del estadio de los Yaquis, la noche del triunfo decisivo de los colorados a costillas de los súper líderes, en la emocionante serie semifinal.

 Aunque nadie tomaría a mal al presidente del circuito, Omar Canizales Soto, si con disimulo decide “esconder la pelota”  a quienes sólo hablan o escriben de beisbol cuando hay escándalos, verbigracia dopajes, renuncias  y trompadas en los diamantes.

OBSERVACIONES: Con el cartelito en que se leía “agotados”, ayer, horas antes del segundo de la serie final, los Tomateros de Culiacán presumen cuatro asistencias consecutivas de 20 mil aficionados de las que jamás se supo en la Mex Pac, ni siquiera en la Serie del Caribe 2018, en el nuevo estadio.

Los campeones del sur de la Liga Mexicana, Leones de Yucatán, anuncian el regreso del tercera base italiano Alex Liddi (.344, 12, 66), quien en el aún vigente ciclo otoño-invierno no aguantó el paso a los Venados de Mazatlán, según las siguientes cifras: .187, 1 jonrón y 12 empujadas en 39 juegos.

[email protected]