Mitre en apuros ; Salas y Mendoza con Naranjeros

septiembre 6, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Manejado como un asunto “local”, incluso ignorado por la propia Liga Mexicana,  si bien profusamente divulgado a través de las redes sociales,  la historia del ex bigleaguer de la doble nacionalidad, Sergio Mitre, lanzador de los Saraperos acusado y en proceso por golpear a su compañera en un  hotel de Saltillo, es considerada inédita en la picaresca de la pelota mexicana.

Sin embargo, este tipo de desencuentros en pareja  datan de la prehistoria y no es aventurado sospechar de otros casos en tiempos en que no trascendían de las cuatro paredes  de una habitación.

Mitre, el de las trenzas  hasta el ombligo que revelan una “liberación” en cuerpo y espíritu tras la rígida disciplina en algunas empresas de Grandes Ligas, concretamente,  Yanquis de Nueva York, para quienes trabajó entre 2009 y 2011, tuvo la mala suerte de enseñar el cobre  en  una época en que nada se puede esconder.

DESPUÉS  de  permanecer en el taller de reparaciones cerca de un mes, Fernando Salas (1-1, 4.24) alcanzó a tirar en dos relevos (2e, 0h, 0c, 1b, 0k) en la sucursal AAA de los Filis de Filadelfia, Lehigh Valley, pero aparentemente ya no entró en los planes para la recta final del Big Show.

Así que la siguiente parada del derecho que en 2019 también tiró para los Acereros de Monclova (1-2, 4.08), sería el estadio Sonora donde los Naranjeros  tendrán su pretemporada, a partir del próximo lunes.

Salas todavía pertenece a los Filis, pero quién sabe si a sus 34 años y 10 veranos a cuestas en las Mayores,  resista los movimientos del otoño a la vuelta de la esquina,  de una organización  que  aún aspira al boleto de comodín.

Los Naranjeros también convocaron y bien descansado al ex ligamayorista Luis Alonso Mendoza (0-5, 6.64), inopinadamente, “cepillado” muy temprano en la Liga Mexicana por Diablos Rojos y Leones de Yucatán. El veracruzano compiló 4-5 y 5.11 en 2018-2019 con los campeonísimos de la Mex Pac.

 

COMO todos los años, en Hermosillo, Monterrey y Chihuahua,  hoy sábado habrá ceremonias ante las estatuas de Héctor Espino González, en el aniversario luctuoso 22 del 13 veces campeón de bateó en la LMP y 5 en la LMB, entre otras conquistas que lo convirtieron en el mejor pelotero del béisbol mexicano.

Sorpresivamente, Espino, quien en invierno actuó para Yaquis de Ciudad Obregón y Naranjeros de Hermosillo y en verano con Sultanes, Alijadores de Tampico, Cachorros de León, Algodoneros de Unión Laguna, Acereros de Monclova, Saraperos de Saltillo y Diablos Rojos,  murió la madrugada del 7 de septiembre de 1997, de un infarto, mientras dormía en su casa de la capital de Nuevo León, a los prematuros 58 años.

OBSERVACIONES.- Finalmente y a más de un año de iniciada la obra del estadio de los Cañeros de Los Mochis, el Emilio Ibarra Almada, salvo detalles, ha sido declarada terminada al 100 por ciento y, realmente, les quedó para presumir, sobre todo las localidades de “sombra” como se les llamaba en el siglo pasado y que en las “noches de damas” que garantiza lleno, lucirá espectacular con sus tres niveles.

Entre tanto, ahí nomás tras lomita, en el Francisco Carranza Limón de Guasave, para que no se confíen,  el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, quien supervisó los trabajos el pasado martes, le dijo al encargado que los visitará cada viernes para que no estén con el pendiente de un arribo sorpresa.

Como si no tuvieran con las zancadillas de MLB, orquestadas por el presidente  Donald Trump, la Liga Venezolana  amaneció ayer con la noticia de la renuncia de su presidente desde 2017, Juan José Ávila.

Notable mejoría de José Urquidy (1-1, 5.33) en su segunda salida (4e, 2h, 1c, 1b, 0k), versus Marineros de Seattle, posterior a su llamado de AAA. En su anterior, resultó víctima de los Indios en Cleveland (4e, 8h, 6c, 1b, 1k).

[email protected]

 

[email protected]