Mirando al cielo “El Toro Fernando”

septiembre 29, 2018

Slider del Mayab

Cuando se habla del jugador más importante en la historia del béisbol mexicano, indudablemente se mencionará el nombre de Fernando Valenzuela Anguamea, el llamado “Toro de Etchohuaquila” fue durante los años ochentas el gran referente del béisbol mexicano en mundo de la pelota.

Los ochentas, fueron una época muy difícil para la sociedad mexicana que habitaba el vecino país del norte, pues era poco valorada y únicamente se le consideraba para efectuar trabajos poco relevantes y de baja categoría; no se vislumbraba a un deportista mexicano siendo protagonista en la gran élite del mejor béisbol del mundo.

A sus escasos 20 años, Fernando conmocionó la ciudad de los Ángeles en 1981 con sus grandes actuaciones y con la obtención del codiciado premio Cy Young en la Liga Nacional, así como el reconocimiento a Novato del Año; premios nunca antes otorgados a un pelotero de esa liga y en una misma temporada.

“El Toro Fernando”, mediante la llamada “Fernandomanía”, es uno de los pocos deportistas en el mundo que se pueden jactar de haber impuesto una moda y desencadenar toda una corriente de marketing en torno a su figura; posters, gorras, llaveros, plumas, camisolas, chamarras, sudaderas, por mencionar algunos; fueron algunos de los productos de la amplia gama de souvenirs que inundaron la ciudad de los Ángeles y México durante esa década.
Mediante sus logros, Fernando fue realmente una inspiración para todo el pueblo mexicano, pues contribuyó en gran medida al incremento de aficionados mexicanos al Rey de los Deportes.
Una de las características más llamativas del nativo de Sonora, es que al momento de lanzar ¡MIRABA AL CIELO!, algo que marcó todo un distintivo en su mecánica de lanzar; seguramente muchos niños y jóvenes lanzadores de esa década, alguna vez intentaron lanzar mirando al cielo, únicamente para emular a su gran ídolo.
Algunos mencionan que miraba al cielo como una manía otros dicen que para encomendarse al creador; pero en lo personal, alguna vez pensé que lo hacía porque de esa manera vislumbraba que tan alto quería llegar.
Las aportaciones de Fernando no solamente fueron en el ámbito deportivo, también fueron en lo social.
En mi opinión, la principal, fue el hecho de demostrarle a sus compatriotas que el mexicano es muy valioso y que representa una fuente de conocimientos y generador de valor mediante su trabajo y potenciales.
Indudablemente, El “Toro Fernando” marcó un antes y un después en el futuro del pelotero mexicano en la gran carpa, abrió paso y demostró a muchos jóvenes y niños peloteros que los sueños se hacen posibles con disciplina y trabajo duro.
Lejos de nacionalismos, considero que Fernando Valenzuela, merece ingresar al Salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas; por sus números, comportamiento, por todo lo que generó a su entorno y porque contribuyó a la grandeza de un equipo de gran tradición como los Dodgers. Esperemos algún día poder ser testigos de ello.
CARRERA, HIT Y ERROR.
CARRERA. Es muy loable el gran esfuerzo que realiza el equipo técnico y de comentaristas de la prestigiada radiodifusora Cadena RASA, quienes comandados de manera inmejorable por su Director de deportes Gustavo Torrero, han deleitado desde el año 2005 con transmisiones de la serie final y eventos relevantes del béisbol azteca.
Cadena RASA, ha apostado por difundir y apoyar a nuestro béisbol lo que simplemente no tiene precio, pues con esfuerzos como esos, la pelota mexicana llega a los rincones más lejanos de nuestro país y se proporciona una alternativa de gran calidad para los amantes y tradicionalistas del del Rey de Deportes. No hay nada como escuchar el béisbol por radio y que mejor que en la voz de los mejores.
Gustavo Torrero amablemente me informó que van a nivel nacional con un mínimo de 30 frecuencias, lo que sin duda representa una labor titánica que debe de ser mencionada y reconocida a toda ley. ¡Felicidades por tan importante labor!
HIT. La serie entre Diablos y Guerreros simple y sencillamente se ha convertido en una serie de pronóstico reservado, todo parecía indicar que los infernales cumplirían solamente con un trámite, pero los bélicos han hecho honor a su mote y han sorprendido a propios y extraños con un corazón tan grande como la mismísima Verde Antequera; de hecho, se encuentran a un juego de pasar a la ansiada Serie del Rey, quedando aún dos juegos por disputar.
Los Sultanes deben de estar muy al pendiente de la tropa guerrera, pues para nada son un flan y en caso de vencer a los hijos de lucifer, se convertirán en un equipo de altísimo peligro. ¡Que gane el mejor!
ERROR. Es difícil observar en la pelota profesional e incluso a nivel liga amateur organizada, el hecho de que se llene de forma incorrecta un roster para iniciar un juego.
Pues, aunque usted no lo crea, sucedió en el tercer juego de la serie final de la zona norte; resulta que el encargado de realizar el roster eligió nada mas y nada menos un partido de gran trascendencia, para equivocar el número del pitcher abridor de la furia azul; acto que fue bien detectado por el cuerpo técnico de los regios, quienes de inmediato lo hicieron notar al cuerpo de umpires, provocando que el pitcher abridor de Monclova no pudiese lanzar. Sin duda llovió sobre mojado a la tropa de Pedro Meré.
¡Saludos desde Mérida, afición beisbolera!
[email protected]
@rodrigo_may