México mal y de malas en Panamá

febrero 5, 2019

Séptima entrada

OTRA.- El equipo mexicano que toma parte en la Serie del Caribe, se llevó ayer la segunda derrota del torneo ante Cuba que hizo lo suficiente en una entrada ante Will Oliver que se estaba viendo mandón, para acreditarse el triunfo ante una ofensiva mexicana que parece que salió de ritmo con los días de descanso que tuvo después de agenciarse el banderín de LMP al derrotar en seis juegos a los Yaquis, por lo mismo, la ausencia de carreras.

PARPADEO.- Un parpadeo del abridor Will Oliver, bastó para que Cuba anotara las carreras que le dan el primer triunfo en este torneo y a los nuestros los pone en serios aprietos dejando la impresión de llevar el mismo paso que Tomateros hace un año en el estadio Charros en la pasada Serie del Caribe, Guadalajara 2018 cuando al perder los primeros juegos, quedó eliminado del torneo.

FALLAN.- Hasta el momento se puede decir que el pitcheodel equipo de Roberto Vizcarra, al que no hay que cupar, se ha portado a la altura, el bateo es el que no termina por despertar y de esa forma las dos derrotas han aparecido ante el desencanto de los que siguen las acciones de estos juegos que siguen despertando la atención de mucho a pesar de no ser el mismo nivel de hace años cuando se veían jugadores, en su mayoría, que jugaban en MLB.

POCOS.- Como era de esperarse, muy pocos aficionadosmexicanos se han visto, en los dos juegos hasta el momento, en el estadio sede, el Rodney Carew de Panamá. Es natural, los que se estaban animando, seguramente, para hacer el viaje a Venezuela, sede inicial, cambiaron de opinión al ver que los días transcurrían y no se definía en dónde iba a celebrarse el torneo.

DESANIMADOS.- Por otro lado, no se ve un equipo mexicano muy animado que digamos. Tal parece que se sienten mal porque no han logrado descifrar los pitcheos del lanzador rival. Hoy no juegan, pero mañana sí y van a encarar de nuevo a los cubanos que les aplicaron una derrota 3-1. Si llegan los nuestros a triunfar, el ánimo les llegaría, pero otro descalabro, prácticamente los enviaría a su casa y sería en verdad lamentable.

SUCEDE.- Y pensar que muchos dimos como fuertes aspirantes al título a los Charros que llevan la base que representa a nuestro país en el Clásico del Caribe. Pero así suele suceder, no siempre salen las cosas y a los nuestros les ha fallado la ofensiva y así no se puede conseguir salir con el brazo en alto. Necesitan una fuerte sacudida pero urgentemente.

NO HAY.- Lo más malo para los nuestros, es que en Series del Caribe normalmente no se llevan a cabo las tradicionales prácticas de bateo que notamos antes de los encuentros normales en todos los estadios. Obvio, es parejo y no le echamos la culpa pero cómo les falta tomar un bat y hacer unos swings antes de lo juegos para buscar activar la visión de la pelota.

CUIDADO.- Hasta el momento, en el grupo que están los nuestros, parecen enfilarse venezolanos y cubanos para ser, uno de ellos, el finalista que disputaría a otro equipo del otro grupo, la disputa del título. Claro, falta ver la reacción de los mexicanos que se encuentran en la lona, pero con posibilidades de una eventual reacción que los pondría con serias aspiraciones. Habría que esperarla y no descartartodavía, el décimo banderín de los nuestros.

HISTORIA.- Sabía usted que Naranjeros, quien fue el primer equipo con un banderín de un equipo mexicano en Series del Caribe. Fue en el lejano año de 1976. Esa escuadra de Hermosillo, lo que son las cosas, ni siquiera era favorito para el título en LMP que fue su sexto en su rica historia. Pero ganaron la final al favorito Yaquis y con algunos refuerzos, como Chuck Gibbon y George Brunet, se enfilaron  la República Dominicana bajo el mando de Benjamín “Cananea” Reyes.

CAEN.- Esos Naranjeros empezaron perdiendo el primer día ante los anfitriones. Eso hizo que la moral de los seguidores se cayera bastante. Pero reaccionaron ante los boricuas y eso hizo que de nuevo hubiera la esperanza de un primer banderín. Un día después, en juego de alternativas, se impusieron a Tigres de Aragua para seguir su lucha. Y más que un día después, ante Águilas  Cibaeñas que ya les había ganado, ahora Naranjeros cobró la afrenta y los blanqueó 4-0.

DESPUÉS.- El cuarto triunfo en fila llegó ante Vaqueros de Bayamón, 7-3 con pitcheo del abridor y refuerzo de Yaquis, Chucck Gibbon y estupendo relevo de Vicente Romo. Y otro día, un inolvidable 9 de febrero de 1976, se capturó el primer banderín de nueve que llevan. Fue ante los Tigres de Aragua.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]