Mariano Rivera tras la huella de Rod Carew

noviembre 23, 2018

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- En Panamá se alistan para celebrar a su segundo compatriota con placa y busto en el Salón de la Fama de Cooperstown, Mariano Rivera, en enero 2019, 28 años después de la entronización del 7 veces campeón de bateo, Rod Carew, con el 90.5 por ciento de los votos.

Siendo un hecho la elección del gran taponero de los Yanquis de Nueva York, el interés radica en el porcentaje a su favor, mientras se especula con una unanimidad jamás concedida por los escritores asociados de béisbol.

Ni siquiera al ícono alfa del todavía pasatiempo nacional de los americanos, Babe Ruth, electo “apenas” con el 95.1 por ciento en 1936, cuando incluso fue superado por otro de los “monstruos” del olimpo, Ty Cobb (98.2 %).

QUIEN quiera que sea el nuevo manager de los Generales de Durango,  trabajará con un cuerpo técnico que ya le está ensamblando el nuevo gerente deportivo, Francisco Lizárraga, quien gasta dinero de empresarios mazatlecos.

El héroe del único título de los Olmecas de Tabasco, en 1993, Ricardo Osuna, será coach de pitcheo y el ex cátcher sonorense de estrechos lazos afectivos en Campeche,  Marco Antonio Guzmán, se encargará del tráfico en la tercera almohada.

Ellos, más lo que se acumulen,  harán causa común con el cotizado instructor de bateo, Alonso Téllez,  y el coach en la línea de la primera base, Efrén Espinoza, ambos, herencia del defenestrado Matías Carrillo.

ALFONSO “Houston” Jiménez, actual coach de banca de los Charros de Jalisco y anunciado para el mismo rol  con los Toros de Tijuana en 2019, ha sido manager de 7 equipos en la Liga Mexicana  y de otros 7 en la LMP, donde solamente le faltan, entre los vigentes, Naranjeros de Hermosillo y Cañeros de Los Mochis y los ausentes Ostioneros de Guaymas y Potros de Tijuana.

Otra: A diferencia de 2017-2018, en que se impuso en el “derby” de jonrones en el Juego de Estrellas celebrado en Los Mochis y no se voló la barda en todo el ciclo, el Tomatero José Manuel Orozco ya conectó su primero, en un placentero viaje en el que compila .412, 2 triples y 7 producidas, cubriendo los descansos de los caballones.

Una más: En comparación con su bautizo en el ciclo 2017-2018 y el cual cerró con 17 derrotas al hilo, las cosas mejoraron para Ramón Orantes  en el timón de los Cañeros de Los Mochis, pero al final los verdes no pudieron librar su destino: el sótano.

Y, en su retorno  a la LMP, Marco Carrillo (3-1, 2.75) cerró  la primera vuelta como sexto en el top ten, en la nómina de los Mayos de Navojoa. El oriundo de Culiacán y alguna vez prospecto de los Cachorros de Chicago,  no participaba desde un discreto 3-5 y 4.66 en efectividad en 2016-2017, con los Yaquis.

“La producción se mantiene por el cuidado que pongo a mi cuerpo. Esta es mi empresa y trato de cuidarla al máximo”. ¿Quién lo dijo? A) Lyn May, quien a los 66 años presume estar en buena forma. B) El toletero agente libre, Nelson Cruz, después de otra gran temporada. C) El portero de los Tuzos de Pachuca, Óscar “Conejo” Pérez.

La respuesta en caliente: Nelson Cruz, quien a los 38 años bateó .256 con 37 jonrones y remolcó a 97 para los Marineros de Seattle y que en sus pasadas cinco campañas aportó 40 o más vuelacercas en tres y otra de 39 bambinazos.

OBSERVACIONES.- Los ex bigleaguers de los Naranjeros, Danny Espinosa (.242, 5, 17) y Eric Young Jr. (.276, 1, 9), contratados solo para la primera mitad, anticiparon su salida desde el pasado lunes, para estar en casa el día de acción de gracias, ayer. Definitivamente, ya no los hacen como antes, las épocas de Jerry Hairston, Chet Lemon, Matt Alexander, Jim Campanis, Lorenzo Bundy, Dereck Bryant y varios más, de apasionada entrega garantizada y recorrido completo…  El zurdo de los Venados de Mazatlán, Alejandro Soto (.1-3, 3.86) no ganó y perdió una en sus recientes dos aperturas, no obstante admitir solo una carrera limpia en poco más de 11 innings, con 12 chocolates y 4 boletos.

[email protected]

[email protected]