Marcadores abultados en LMB

abril 11, 2019

Tiempo de Beisbol

(TIEMPO DEL RECUERDO: Hoy se recuerda el juego sin hit ni carrera que lanzó Rolando Menéndez contra los Broncos de Reynosa, los Saraperos de Saltillo ganaron 2-0 en juego de 7 entradas. Este fue el segundo de los cinco juegos sin hit ni carrera que acumuló Francisco García Jácome como ampáyer de home).

= = =  = =

No queremos adelantar vísperas pero hay algo que ya está llamando la atención, no solamente se trata de uno o dos juegos, se están dando marcadores alarmantes ¿Será el pitcheo de bullpen? ¿Será la nueva pelota?

Vemos resultados que se han dado como el juego donde Rieleros de Aguascalientes le hizo 22 carreras a los Toros de Tijuana, un juego de 13 hits por parte de un equipo en Tabasco, luego vemos que los Tecolotes ganaron 20-15 en Torreón donde el ganador dio 22 hits y Unión Laguna 17, las 8 carreras de Yucatán a los Diablos pocas veces se ve un ataque así solamente por un equipo en el Kukulkan. Se recuerda el 13-0 de los Pericos con 19 hits en la casa de los Olmecas, otro gran parque de pitcheo.

No queremos adelantar nada escandaloso, a lo mejor el pitcheo todavía se está ajustando y por eso vale la pena esperar un poco más antes de asegurar algo. Por lo pronto la metralla ha dominado, hay ​que ver un poco más como dice esta hermosa canción de Álvaro Carrillo.

La temporada de 1986 en la LMB así se vio desde el principio y luego se confirmó que era la pelota, la idea de la liga entonces era tener más espectáculo y lo único que se sacó es que le hicieran pedazos el record de 46 jonrones de Héctor Espino. Willie Aikens lo empató pero acabaron con todo Jack Pierce con 54 y  Nick Castañeda 53. Aikens también produjo 154 carreras para imponer una marca que se sigue sosteniendo. Imagine eso ahora con calendarios cortos que con trabajo se aspira a producir alrededor de 100.

En las Ligas Mayores sucedió algo parecido, allá por los años 70s el pitcheo dominaba tanto que decidieron bajarle centímetros al montículo y reducir el centro de hule de la esférica. Los bateadores empezaron a tener su auge y aumentó la cantidad de jonroneros que acumulaban 40, 50 o más cada campaña.

También hay que ver la historia del beisbol, como ha aumentado la cantidad de equipos, en la LMB hubo un cambio notable después que en los años 60s se jugaba con 6 u 8 equipos, pero después de los 70s aumentó al grado de que en 1979 se jugó por primera vez con 20 equipos. Se repitió en 1980 el año de la huelga. Para colmo fue cuando proliferaron los jugadores que arreglaban los bats. En las Ligas Mayores hay demasiados equipos y aunque existen buenos lanzadores, la mayoría no tienen calidad que se requiere para ser peloteros del mejor beisbol.

[email protected] [email protected]