Madrugan Acereros; Manny, primer 900-100

noviembre 18, 2018

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Es tal la obsesión del empresario  Gerardo Benavides por el primer campeonato de los Acereros, que no solo sacrificó a los Pericos de Puebla, previa “requisa” de varios peloteros importantes, sino que, aunque usted no lo crea, en estos precisos momentos tiene entrenando en Monclova a  algunos jugadores, incluyendo al veterano panameño Rubén Rivera.

El tercera base Rodolfo Amador, quien no reportó a los Cañeros de Los Mochis, el cátcher César Tapia, el lanzador Daniel Flores, el jardinero Ricardo Rodríguez y dos elementos en rehabilitación, el carabinero Jesús Castillo y el pitcher Arturo Barradas, sudan la camiseta bajo el clima gélido del rumbo.

Y así seguirán, ellos y los espontáneos por llegar,  con gastos pagados, hasta el 15 de diciembre en que tomarán vacaciones, para regresar el 15 de enero y seguirse de frente hasta la pretemporada  que  empezará en la segunda semana de febrero.

No decimos que esté bien, mal o, todo lo contrario, pero está comprobado que los excesos no son recomendables  en una actividad del diario como el béisbol profesional, por sus obvias implicaciones físicas y mentales.

 EN Venezuela (LVBP),  sucedió algo que se cuenta una vez en 1000 años: un forfeit  a los Caribes de Anzoátegui por no regresar  a continuar un juego suspendido por lluvia y que perdían 7-1 ante los locales Navegantes de Magallanes, después de cuatro innings y 4 horas de espera.

Los infractores alegaron que el terreno se encontraba en malas condiciones y por no perder  metieron una apelación para continuar el debido proceso, muy al estilo latino y que nos remonta a otro episodio animado por venezolanos.

Febrero  de 1993, Mazatlán, Sinaloa, Serie del Caribe: el manager  de las Águilas de Zulia, Pompeyo Davalillo, se niega a jugar contra los anfitriones, Venados, el último cotejo del evento que iba a empezar a las diez de la noche, sin nada de por medio, pero con Fernando Valenzuela anunciado.

En el béisbol azteca, especialmente en la casi centenaria Liga Mexicana siempre acosada por el mítico “Tláloc”,  se practican las “tres medias horas”, recetadas desde la prehistoria, con más sentido común.

También por aquellas tierras, nadie tomó en serio declaraciones del estelar cátcher puertorriqueño de los Cardenales, Yadier Molina, de que piensa jugar con los Tiburones de La Guaira, al lado de su compañero en  San Luis, Carlos Martínez, en un  adelantó del 28 de diciembre en que se recuerda a los santos inocentes.

 TRES de tres: El estelar camarero de los Charros de Jalisco, José Manuel Rodríguez (.301, 7, 25), es el primero en la historia de la Liga Mexicana del Pacífico en llegar a 900 imparables y 100 jonrones en una misma temporada.

Un éxito express  en su debut  con  los resucitados Naranjeros de Hermosillo, el dominicano Francisco Peguero (.378, 4, 17) se perfila como candidato al trofeo que  ganó en el 2018.2 de la Liga Mexicana, en el bando de los Acereros: Jugador Más Valioso.

Los Orioles de Baltimore presentaron a su nuevo gerente, Mike Elias, de la escuela del exitoso ejecutivo “chilango” de los Astros de Houston, Jeff Luhnow. Su primera tarea consiste en encontrar reemplazo en el mando acéfalo tras la salida de Buck Showalter

OBSERVACIONES.- Normalmente abridor de tiempo completo, el regiomontano de los Cañeros, Jonathan Castellanos, fue atrancado en Jalisco (2.1e, 6h, 6c) en su primer inicio, después de un espléndido 2-0 y 1.93 en 14 relevos…  El Tomatero Aldo Montes (3-0, 3.20), otro de los legionarios que se acomoda mejor en invierno que en verano, solo permitió una carrera en 11 innings de sus recientes dos aperturas que ganó a Yaquis y Águilas… cubano Francisley Bueno continúa sumando salidas sin ganar en 2018: 0-5 y 5.77 en  el Primavera  y 0-1 y 11.25 en el Otoño, para los Generales de Durango. Y  0-2 y 5.18 en la Lidom, con Águilas Cibaeñas.

 [email protected]

[email protected]