Los malos momentos de Babe Ruth

noviembre 20, 2018

Lanzando para Home

El apetito de Babe Ruth fue lo mejor de él en el entrenamiento de primvera de 1925. Su peso aumentó hasta 270 libras, y se sintió cada vez peor a medida que avanzaba la primavera. “Estaba yendo día y noche, ancho y borracho”, dijo Dugan y aunque estaba bateando .447, claramente se veía que luchaba por sus calambres estomacales y tenía fiebre. El 7 de Abril, Ruth se derrumbó en la plataforma de un tren en Ashville, N.C. y se acordó enviarlo de regreso a Nueva York. En el tren donde iba, se desmayó de nuevo y se golpeó la cabeza contra un lavado. A su llegada a la estación Penn, fue trasladado en ambulancia al Hospital St. Vincent.
El médico de Ruth, el Dr. Edward King, dijo que no corría ningún peligro grave, pero que estaba muy deteriorado y tenía un poco de gripe, además de sufrir un ataque intestinal. Una semana después, el Dr. King anunció, que Ruth tenía que someterse a una cirugía por un absceso intestinal. En el momento en que Ruth regresó a la alineación el 1o. de Junio, los Yankees estaban en séptimo lugar y se dirigían donde mismo al final de temporada. Era una temporada perdida y Ruth debería haber descansado más. A lo largo de Junio y Julio, bateó solo .250 y apenas tres jonrones. Se veía tan mal, que muchos observadores pensaron que había terminado con su carrera. El manager Miller Huggins, incluso lo metió en un juego como bateador emergente.
Aunque Ruth había comenzado a batear en Agosto, él y Huggins, tuvieron un pleito el 29 de Agosto, cuando Ruth llegó tarde a un juego en San Luis y lo multó con 5 mil dólares. En lugar de regresar a Nueva York según lo ordenado, Ruth se registró en su hotel, canceló reservación del tren y pasó la noche en un burdel de San Luis. Al día siguiente se fue a Chicago y dijo a los reporteros que había terminado con los Yankees y luego desapareció esa noche.
Dejó saber en el hotel, que no debía ser molestado, hasta las diez de la mañana, por lo que un grupo de periodistas se reunieron frente a su puerta. Les dijo que pronto vendría el manager y el problema se resolvería. Esa temporada de 1925, solo bateó en 359 turnos, conectó apenas 25 cuadrangulares, empujó 66 carreras y su promedio fue de .290.  Los Yankees terminaron en penúltimo lugar y dejaron el sótano para los Medias Rojas de Boston. Todo se arregló y Babe Ruth en 1926, terminó con .372 de promedió, parqueó 47 pelotas tras las cercas y empujó 145 carreras, ganando el campeonato. Pero en la Serie Mundial contra Cardenales de San Luis, que fueron los campeones, Ruth, estuvo bien con 4 jonrones, los únicos que batearon los Yankees, que fueron vencidos en siete juegos…Después más lanzamientos.