Los efectos del Home Run Derby

julio 6, 2019

Séptima entrada

¿AFECTA?.- A través del tiempo, se ha manejado que el participar en un Home Run Derby, afecta el swing de los toleteros. Y se han escuchado algunas versiones de que, efectivamente, les perjudica. Hacer muchos intentos por depositar pelotas atrás de la cerca, se cree debe ser agotador pues ven venir muchas esféricas, unas tras otras.

NO CREE.- El líder, al menos hasta ayer, en batazos de cuatro esquinas en MLB, Christian Yelich, no cree que le puede afectar pues considera que es ir a tratar de poner detrás de la barda, cada pitcheo que le envían sin tratar de modificar la forma de tirarle a la pelota. Ya veremos después del Derby, si el toletero de Cerveceros piensa de la misma manera.

RONDA.- Yelich llevará de adversario, en la primera ronda, nada menos que a Vladimir Guerrero Jr. No obstante sus apenas 20 años, el hijo del ex jugador del mismo nombre, ha demostrado ser un tipo demasiado fuerte. Pero la experiencia del patrullero de Cerveceros, hace sospechar que tiene todo para poder salir airoso en esta agotadora prueba.

MÁS.- Con más de 30 cuadrangulares en la ronda inicial, ¿cuántos se espera para la siguiente vuelta a Christian Yelich?. Se entiende que el paso mostrado hasta el momento, es de llamar la atención. Si lo conserva, estaríamos hablando de que superaría los 60 estacazos de vuelta entera. Hace rato que alguien no vuela tantas pelotas.

OTRO.- Pero no solamente debemos hablar de Yelich. Muy cerca estaba ayer el toletero de Dodgers Cody Bellinger que estaba a uno solamente de alcanzar los 31 de Yelich. Los dos aporreadores son de Liga Nacional, mientras que en Liga Americana, nadie se acerca a la cifra 30, por el momento. Una gran carrera por el liderato, se espera entre los citados.

TAMBIÉN.- Pero no solo la carrera de bambinazos está en juego. También quieren el liderato de bateo y el de carreras remolcadas. Y tanto Bellinger como Yelich, tienen méritos, hasta el momento, para ser considerados serios aspirantes a Jugador más Valioso, aunque pueden surgir otros. Obvio, a la temporada le falta bastante, pero al menos llevan avances de lo que pudieran conseguir en la otra mitad.

DUELO.- Oiga usted, la entrevista que terminó el pasado jueves en Tijuana, entre Potros y Guerreros, demostró una cosa, qué bien dirigen tanto Oscar Robles como Sergio Omar Gastélum. Estos dirigentes son los mismos que estuvieron con Yaquis la temporada anterior. A Robles los directivos lo aguantaron muy poco dejando en el puesto a Gastélum. Viendo los tres encuentros por tv, nos gustó la forma en que hicieron los movimientos y ordenaron las jugadas.

NADA.- Y mientras Sergio Omar tiene trabajo seguro porque regresa a Yaquis, Oscar Robles no ha recibido ofertas para dirigir en invierno. Creemos que bien podría estar al frente de Águilas, pero estos no han decidido aún a su mentor. Desconocemos si los planes de Águilas son de irse con piloto mexicano o voltean su mirada, como a veces lo hacen, al extranjero.

NACIONALES.- Si usted se fija, los equipos con manejadores ya seguros, tienen puros nacionales. Vinicio Castilla, con Naranjeros; Sergio Omar Gastélum, con Yaquis; Adán Muñoz, con Mayos; Víctor Bojórquez, con Cañeros; Juan Navarrete, con Algodoneros; Benjamín Gil, con Tomateros; JJ Pacho, con Venados y Roberto Vizcarra, con Charros.

NADA.- Sultanes sigue deshojando la margarita y esperando a que Roberto Kelly decida seguir dirigiendo en invierno. De no interesarse en ser el piloto en LMP, le darán el timón a Homar Rojas. El de Nuevo León, lo hemos dicho, ya sabe lo que es ser manejador campeón en invierno. Lo consiguió con Yaquis y después Naranjeros. ¿Por qué no brindarle la oportunidad de estar al frente de los regios?. Tiene experiencia suficiente para hacer un digno papel.

OTRO.- Y hablando de buenos estrategas, anote usted a otro que está disponible. Nos referimos a Matías Carrillo que actualmente está en la Academia de Acereros. El sinaloense es un buen manejador y estaría dispuesto a aceptar otro reto de estar al frente de algún equipo. Matías es un elemento que gusta sacarle el máximo provecho al jugador y eso es bueno. Y si consigue que jueguen un beisbol agresivo y entregado como él lo hizo en sus mejores años, mejor.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]