LMP, “pies de plomo” en asuntos de expansión

noviembre 24, 2018

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- De visita en Ciudad Obregón y Mexicali, el presidente de la Liga Mexicana del Pacífico, Omar Canizales Soto, dijo que los dueños de los 8 equipos del circuito “premier” están abiertos para una expansión.

Dice sí, pero no cuándo, enfriando aún más lo que se calentó en grado superlativo en los días subsecuentes a la victoria electoral de quien ya sabe usted quién y que hacía olas por el regreso de los Algodoneros de Guasave. Una más señal más de los nuevos tiempos en el país.

Y, paradójicamente, para las pulgas hombres y mujeres que, echando de menos al autoritarismo de no hace mucho, suponen un “dictador tropical” en la figura del tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

Para cualquier presidente priista del siglo pasado, el que usted guste, habría sido pan comido imponer su voluntad en algo tan trivial, desde ópticas profanas, como un equipo de béisbol profesional.

EN la Liga Dominicana, donde, parafraseando al ilustre guanajuatense, José Alfredo Jiménez, la vida de los managers “no vale nada”, se quedaron sin los dos cotizados estrategas puertorriqueños que arrancaron el ciclo.

Primero, las Águilas Cibaeñas olvidaron que Lino Rivera (14-15) los puso a gozar en enero pasado, con su primer título en casi una década, botándolo tras un desacuerdo con su supuesto amigo del alma, el gerente Manuel Acta.

Y 72 horas después, los Gigantes del Cibao le aplicaron similar tormento a Edwin Rodríguez (15-16), el primer piloto boricua en Grandes Ligas, con los Marlins de Miami y subcampeón en el Clásico Mundial pasado.

Por cierto, Rivera, declaró que recibió ofertas de México, sin entrar en detalles de estación, aunque es fácil suponer que le ofrecen trabajo en la Liga Mexicana que lo ha visto triunfar y patinar.

Recordando que en 2918.2 dirigió a los Toros de Tijuana en 30 juegos (17-13), en lugar del cesado Pedro Meré, ofensa padecida también por el boricua en la recta final, cuando lo quitaron para poner a Oscar Robles.

Para 2019 hay algunas vacantes en el establecimiento de los 93 años de edad y que en las horas posteriores a la noche de brujas y día de muertos, fue objeto de una cirugía para “extirparle” cuatro miembros de dudosa estabilidad.

O, al menos, aparte de los Generales de Durango y Leones de Yucatán, que terminaron relaciones laborales con Matías Carrillo y Roberto Vizcarra, respectivamente, en clubes que no han confirmado a sus dirigentes: Tigres de Quintana Roo (Raúl Sánchez) Olmecas de Tabasco (Alfonso Jiménez) y Saraperos de Saltillo (Len Picota).

TRES de tres: Con la presión encima, el manager de los Charros de Jalisco, Roberto Vizcarra, sacó de la rotación abridora a Octavio Acosta (2-2, 6.04) y consiguió lo que se le había negado al sinaloenses en sus recientes aperturas, un triunfo, si bien de manera fortuita en Mexicali (1e, 1h, 1c).

Los Venados de Mazatlán están recetando pequeñas dosis de actividad a Walter Silva (1-0, 1.59). El veterano tiró un inning en blanco contra Jalisco, el 14 de octubre y no volvió a lanzar sino hasta el 31 y 2 de noviembre, sendos relevos sin carreras ante Tomateros (2.1 e) y Águilas (1.1 e), para salir nuevamente del cuadrante y reaparecer, anteanoche, versus Cañeros (1e, 1h, 1c).

OBSERVACIONES.- El campeón jonronero 2017-2018 de la LMP y top prospect número seis de los Cardenales de San Luis, Randy Arozarena (.208, 0, 1), había batallado para entrar en ritmo con los Mayos de Navojoa… A los Venados alcanzó un discreto 7-8 con Juan José Pacho en el mando, para obtener los 7 puntos del segundo lugar que prácticamente los mete a los playoffs. El cubano Joe Álvarez se marchó dejando marca de 11-9.

[email protected]

[email protected]