Lista la final en la LMP

enero 21, 2020

Séptima entrada

A LA FINAL.- Venados y Tomateros van a la final. Sí, los dos equipos sinaloenses ganaron el derecho, en cerrados compromisos, de disputar el título de esta temporada en LMP. Dos equipos de tradición y con muchos banderines que van a tratar, cada uno, de aumentar la cosecha de campeonatos. iNnteresante seguir esta final.

FUERA.- Increíble, para muchos, Yaquis quedó fuera al no poder con unos Venados que eran considerados como víctimas antes de arrancar la semifinal, y que después de morder el polvo en los primeros dos juegos en Ciudad Obregón, parecía que no lograrían levantarse. Pero qué va, jugaron con una casta digna de alabarse.

IGUAL.- Los fantasmas del 2016, estuvieron rondando desde hace unos días. Y se cumplió casi igual de lo que sucedió esa temporada. Teniendo Yaquis, todo para ganar el cuarto juego, este nunca llegó. Y así como aquella vez, cuando despidieron al TOG con par de descalabros, sucedió en esta ocasión.

CÁTEDRA.- JJ Pacho dio una cátedra de cómo mover piezas. Nada extraño en el piloto yucateco que hizo lo suficiente para venir de atrás y llevar a los porteños a una final más. Pacho fue severamente criticado por haber sacado a Mitch Lively en el primer juego que ganaban 4-0 y Yaquis les sacó el juego a los relevos. Pero pocos saben que el propio Lively le pidió al estratega no continuar pues se encontraba cansado después de 112 pitcheos.

SÍ.- Claro que el beisbol les dio a los Venados. Pero el juego se va con los que buscan hacer las cosas bien. Y los Venados hicieron las cosas como se debe para sacar juegos apretados. Con justicia van a la final donde los que saben los darán, seguramente, como víctimas de unos Tomateros que en el papel, y hombre por hombre, se ven superiores. Pero esto es beisbol y nada se puede adelantar.

SE DIJO.- Insistimos bastante, desde hace más de un mes, que era malo para Yaquis ganar demasiado. El beisbol, que se portó generoso con ellos en el rol regular, les cambió la “pitchada” en la semifinal. Nada les salió y el fracaso, porque es un fracaso, no se hizo esperar. Ahora a analizar las cosas y esperar un largo receso para tratar de ordenar las cosas y venir por la revancha.

BIEN.- Muchas veces criticamos a la directiva encabezada por René Arturo Rodríguez porque considerábamos mal planeado el equipo. Sobre todo después del inolvidable tricampeonato. Pero en esta ocasión, y lo hicimos antes del inicio de temporada, fuimos reiterativos en que se notaba un equipo que iba a pelear bastante.

CUMPLIERON.- Lo que tratamos de decir es que la directiva cumplió su parte. Dio a la gran afición un equipo digno de ellos. La prueba estuvo en esas dos vueltas donde nadie fue mejor que ellos. Pero en postemporada, lo sabemos, las cosas suelen cambiar y eso lo sufrieron ante unos Venados que sin ser un equipo grande en nombres que llamaran mucho la atención, les jugó sin complejos para batirlos en siete peleados encuentros.

DIEZMADOS.- Eso sí, hay que decirlo, la tribu jugó con algunas bajas. Ausencias como la de Luis Urías, Isaac Paredes, Taiki Sekine y para colmo, la lesión del “Cacao” Valdez. Claro, Venados es el menos culpable de eso, pero hay que decirlo, hicieron falta los elementos citados y en qué forma.

SOBRARÁN.- Creemos que a Yaquis deberán regresar algunos jugadores. Paulo Orlando, André Rienzo, Tiago Da Silva, etcétera. Pero urgirán cambios en el cuerpo técnico. Un real coach de bateo para que ayude a hacer los ajustes en los bateadores. Escoger el momento para poder hacer swings largos o chocar la pelota. Los bats de Venados, chocando la pelota ganaron el sexto y el séptimo juego.

CAMBIOS.- Yaquis tienen a jugadores que podrían interesar a algunos equipos. Salir de elementos que no desean estar con el equipo por más que digan que sienten la camiseta. Ya deben saber quiénes si se entregan a la causa y quiénes no. Esos que, aunque son excelentes jugadores, pero que no sienten los colores, vale más buscarle acomodo por otros jugadores.

RECUERDO.- Aunque habrá que ver si se les trata bien. Recordando el tricampeonato, el manejador Eddie Díaz lidió con elementos difíciles y logró que estuvieran con ellos sin irse a las primeras de cambios. Se sabe de lo complicado que resultaban algunos elementos y Díaz lograba mantenerlos y sacarles el extra, además.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]