La LMP y su gran competencia

noviembre 9, 2019

Séptima entrada

SE APRIETA.- La tabla de posiciones de la actual temporada de LMP, sin contar los juegos de ayer, se había apretado cuando parecía que las dos divisiones iban a poner tierra de por medio con cinco equipos arriba y los restantes cinco, abajo. Pero los resultados de la serie pasada, aparte de que sorprendieron a muchos, demuestran que el circuito, una vez más, será muy competido.

NADIE.- Se pensaba, viendo los primeros resultados de la actual campaña, que algunos equipos serían prácticamente invencibles. Pero no, la realidad nos demuestra que se les pueden ganar. Los ejemplos más palpables fueron cuando Tomateros llegó al puerto de Mazatlán para encarar a unos Venados que francamente se estaban viendo mal. Pero los guindas salieron muy raspados del “Teodoro Mariscal”.

CASI.- Otro tanto podríamos decir de Naranjeros que en el Sonora recibió a Sultanes que parecían ser víctima de los dirigidos por Vinicio Castilla. Pero a la hora de la verdad, los regios salieron ganando la entrevista para sorpresa de muchos que daban por descontado que los de la capital de Sonora iban a salir con la entrevista a su favor.

NO HAY.- Lo anterior demuestra lo que siempre se ha dicho, no hay enemigo pequeño. Ahora las cosas se pusieron mejor, no hay, de momento, equipos que vaya a arrasar ni en la primera vuelta, ni en la parte complementaria. Con ello, los de abajo aspiran a mejores cosas. Y más si sigue haciendo los ajustes que necesitan.

RESPIRO.- Al sacar la serie como visitante, Homar Rojas, estratega de Sultanes, tiene un respiro pues estaba sufriendo y en serio, para sacar buenos resultados. Homar no es un mal dirigente, por algo lo nombraron piloto de los regios. Pero a veces las cosas no salen, o no le dan buenos equipos, No hay que olvidar que ya fue campeón en este circuito, Con Yaquis en el 2008 y con Naranjeros en el 2010.

LÍDERES.- Hasta ayer, Charros, que empezó perdiendo los dos juegos inaugurales ante Yaquis, aprovechó los descalabros de Tomateros y Naranjeros para, al barrer a Cañeros y en casa de éstos, llegar a la cima empatado con los guindas. Los actuales campeones, de esta forma buscan ser protagonistas, una vez más, de la mano de Roberto Vizcarra.

MEJORA.- Carlos Figueroa, patrullero de la llanura de en medio de los de Jalisco, amaneció ayer como el nuevo líder de bateo. El nativo de Hermosillo de un tiempo a la fecha se ha convertido en un buen bateador, pues su fildeo siempre ha sido de llamar la atención. Y su velocidad, por el estilo. Veremos cuánto se sostiene en la cima.

CASI.- Anote usted que dentro de pocos días, unos cuatro, tal vez, hará su arribo a Ciudad Obregón, el derecho nacido en Cuba, Yoanner Negrín. Al integrarse al equipo Yaquis, le dará más fortaleza a su elenco abridor. Negrín se tomó merecidas vacaciones después de una ardua labor en LMB con los subcampeones Leones de  Yucatán.

ALGO.- A propósito de abridores de la tribu, ¿qué le estará sucediendo a André Rienzo?. EL abridor del que se esperaba muchos, muy poco está aportando a la causa aunque se espera que lo mejor de él, esté por venir. ¿Será, acaso, que se está administrando?. Sabemos de su profesionalismo y creemos que será cuestión de poco tiempo para que lo veamos en un juego hermético.

OTRO.- Y el otro brasileño con Yaquis, jardinero con experiencia en MLB, Paolo Roberto Orlando, ha venido a menos en las recientes entrevistas. ¿Será tal vez, que le han encontrado la forma de dominarlo. Se nota, a ratos, desesperado, pero hay ocasiones que se le nota apático. Después de un sensacional arranque bateando para promedio y yéndose atrás de la cerca, Paolo Roberto se ha caído.

IGUAL.- Vaya noche de contrastes del novel Carlos Sepúlveda. Bateó muy bien empujando carreras, pero a la hora de la verdad un pecado suyo propició las carreras que enfilaron a Mayos a ganar el juego que decidió la entrevista en el estadio Yaquis. Sin embargo, creemos que al nativo de Monclova y prospecto de Cachorros de Chicago, hay que seguir apoyando. Su bateo ha ido para arriba y su guante no es tan malo como se vio. Le seguimos apostando.

MÁS.- Otro que merece más juego, es Orlando Piña. Si revisamos su promedio de bateo, notaremos que ha sabido responder. Es decir, merece más oportunidades de tomar turnos. Le auguramos un gran porvenir, pero ocupa, insistimos, mayores oportunidades. Ya sea de BD o hasta en la receptoría para saber qué trae en manos.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]