La LMB, una liga de mucho bateo

julio 19, 2019

Séptima entrada

MUCHOS.- ¿Sabe usted cuántos bateadores de los distintos equipos de LMB estaban hasta ayer dentro de la cifra mágica?. Nada menos que  77, y varios que estaban cerca de dar el brinco a los trecientos podrían hacer que esta cifra aumente seguramente hasta más de ochenta. Muchos, ¿no cree usted amigo aficionado?.

DEMASIADOS.- El que haya 16 equipos en ese circuito, se ha dicho un sin número de, son demasiado. El pitcheo se debilita y eso, presumiblemente, es la causa de que se vea bastante ofensiva. Se ha dicho en temporadas atrás que  lo mejor sería que LMB fuera solamente con 12 equipos. Pero han insistido con varios  que sufren para llevar gente a los estadios y que permanecen aun así en el beisbol de verano.

DISTINTO.- Un aficionado nos preguntó ayer sobre la expansión  de LMP y en qué forma podría afectar para que el circuito se vea un tanto debilitado. La respuesta fue que tal vez aquí no se note. Dos equipos más no son muchos. Con los jugadores extranjeros bien escogidos de parte de cada equipo, más algunos jugadores nacionales que logren ser convencidos de venir a participar en invierno, el nivel se puede mantener.

OBLIGADOS.- Por lo tanto, organizaciones que tienen algunos elementos en sucursales o jugadores que ya están en la Gran Carpa, estarán obligados a buscar la forma de traerlos. Si no a todos, sí a la mayoría. Eso le daría un atractivo extra a la temporada que se avecina y sus taquillas se verían beneficiadas, evidentemente.

EJEMPLO.- Vayamos a un equipo que tiene varios nacionales  en el extranjero. Yaquis por ejemplo. Cuenta con Luis Urías en AAA, Geovanny Gallegos con Cardenales de SL, Víctor Arano con Filadelfia, Christian Villanueva en Japón, Gerardo Reyes con Padres de SD y hasta Luis Cessa con Yankees. ¿Cuántos de ellos podrán ser convencidos para que reporten no digamos todo el año?.

TITÁNICA.- Sabemos que hay que realizar una labor titánica para convencerlos de participar en LMP. Pero al final se pueden convencer con buenas razones. Con razones de pe$o, por supuesto. Dicen que en esta vida todo se puede y hay mucha verdad en ello. Ya se verá a cuántos logran traer a partir de octubre.

POCO.- ¿Qué jugadores serán buscados para ir a reforzar a los equipos que tienen verdaderas ganas de avanzar más?. Ya se empiezan a escuchar nombres, pero habrá que ver si les sueltan lo que piden por algunos de los estrellas. Hay organizaciones que aprovechan la situación y sí logran recibir material joven y de esta forma empezar una reestructuración

OBVIO.- Los equipos que ya no tienen ninguna posibilidad son los que están a la espera de poder vender y hacerse de jóvenes e interesantes promesas. Normalmente eso sucede de un tiempo para acá  y desde luego que este año no será la excepción. Es cuestión de pocos días para que empiecen los movimientos.

PITCHER.- De Yankees, que presumiblemente irá a la postemporada, se dice insistentemente que buscan un pitcher abridor. Y hasta se mencionan algunos nombres. Pero hay equipos que están pidiendo casi las perlas de la virgen. ¿Se animarán a soltar excelente material del futuro para conseguir sus propósitos?, Ya se verá.

AVANZAN.- Algunas organizaciones de LMP ya están demostrando sus trabajos tendientes a la temporada que viene de invierno. Venados y Tomateros, sobre todo, ya anunciaron a algunos de sus extranjeros. Y es de suponer que el resto no tardan en dar señales de vida. Se calienta, de esta forma, el ambiente para la ya cercana temporada pues estamos a menos de dos meses de que arranquen los entrenamientos.

PREGUNTA.- Gerardo Ríos N., escribe para preguntar, “¿Si Yaquis consigue los servicios de Chris Carter, significa esto que ya tiene asegurada una tremenda ofensiva?”. Por supuesto que no, lo hemos dicho muchas veces, este beisbol, el de LMP, es engañoso. Han venido algunos estelares que en MLB han triunfado, otros han desforrado pelotas en AAA y aquí han fracasado. Incluso nacionales.

ATRACTIVO.- Pero siempre sería reconocido que los directivos, si logran traer a Carter, hicieron una gran contratación. Ya si falla o demuestra que puede con  este beisbol, es otra cosa. La directiva cumpliría con hacer lo suyo, dar al aficionado un excelente platillo. Si el pelotero llega a fallar, la crítica no se daría, así de sencillo.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]