La llegada de Bundy a Tomateros

LISTO.- No tardaron mucho los directivos de Tomateros, o ya era algo que tenían casi listo para darlo a conocer, el caso es que ya tienen al manejador que vendrá a sustituir a Benjamín Gil. Como ya está usted enterado, Lorenzo Bundy fue nombrado, ayer, como el alto mando de los actuales campeones. Una noticia que ha sido bien recibida por el grueso del aficionado de los guindas, después de la sacudida que recibieron con la salida del manejador que les dio par de títulos en apenas tres años.

LA EXPERIENCIA.- Bien lo adelantó Héctor Ley, presidente de la organización de Culiacán, querían un piloto con sapiencia. Y vaya que Lorenzo, que en LMP tiene un mundo de experiencia al haber dirigido a casi todos los equipos, aportará lo que deseaban los jerarcas del equipo guinda por ser el segundo manejador más ganador después de Francisco “Paquín” Estrada, que ya es mucho decir.

RESETO.- Otra cosa, siendo un manejador de gran trayectoria, Lorenzo inspira gran respeto que es algo importante dentro de un equipo. En todo eso se fijaron los directivos de Tomateros para decidir traerlo a sus filas con un tremendo compromiso, el ligar otro título para convertirse en bicampeón, algo que no cualquiera puede presumir. Bundy deberá, entonces, responder a las expectativas por ser un conocedor de este jueguito. Eso se espera.

¿PRIMERO?.- A través del tiempo que tienen los Tomateros en LMP, recordar que llegaron la temporada 1965-66, han conseguido once títulos. Los dos primeros los consiguió Vinicio García, el tercero Raúl Cano, llegaron después los seis que les dio Francisco “Paquín” Estrada y los dos más recientes bajo la batuta de Benjamín Gil.

EL TURNO.-  Es decir, ni un solo extranjero ha llevado a un banderín al equipo de la capital sinaloense. Pero dicen que siempre hay una primera vez: ¿Acabará Lorenzo con esa jetatura?. Lorenzo sabe, a diferencia de otros manejadores importados que han llegado a dirigir por vez primera a LMP, que aquí no es un circuito de desarrollo. Aquí se trata de resultados y hay que buscarlos desde la jornada inaugural por lo corto del calendario.

LA FECHA.- Pues la fecha del 15 de agosto llegó ayer. O sea que llegó el momento que los equipos de LMP pueden solicitar permiso para, primero, entablar pláticas con extranjeros que están dentro del béisbol organizado. Por ende, es cuestión de días para que todos anuncien, si no a todos los 12 importados, sí a la mayoría. También de mexicanos que juegan en Estados Unidos. Hay que recordar que lo anterior no se ocupa cuando se fijen en elementos de Ligas Independientes.

EJEMPLO.- Un claro ejemplo lo dieron ayer los Tomateros. Anunciaron el regreso del patrullero Rico Noel, que seguramente será el primero en la alineación de Lorenzo Bundy. Con Noel, van dos foráneos ya con los guindas. El primero fue Ronnier Mustelier, también viejo conocido, pero de grades aportes para los campeones. Se alistan los campeones que irán por su doceava corona.

NADA.- Tal vez están esperando, los directivos de Ciudad Obregón, soltar información acerca de sus extranjeros que pronto darán a conocer, pero algunos aficionados nos han manifestado el desagrado que no existan más noticias. Información acerca de cuándo abrirán su campo de entrenamiento, quien estará al frente del equipo mientras llega Óscar Robles el timonel que estará ocupado con Toros de Tijuana.

TAMBIÉN.- Y aunque él no juega, quieren saber qué personaje será la mascota que en su momento anunciaron para reemplazar a “Chacho” que tuvo su temporada de despedida después de casi 20 años viniendo a deleitar a los aficionados. Aunque existía la posibilidad de que Gabriel Jiménez, mascota oficial de Tigres de Cancún, regresara pero con otro personaje, nada oficial se ha sabido.

AJUSTES.- Lo anterior, más otros cambios que se han visto desde hace par de años, es parte del ajuste que los directivos han hecho para bajar los costos. Ellos son los del negocio y saben su “cuento”, pero el aficionado más que eso, quiere resultados. Resultados que los mismos directivos acostumbraron a sus seguidores y a los triunfos, se acostumbra cualquiera, pero a los fracasos, eso es otra cosa.

IMPORTANTE.- Evidentemente que el aficionado es el que sostiene el espectáculo. Por lo mismo, hay que darle la importancia que se merece. Hay que darle satisfacciones pues no solamente se va a conformar con asistir a los juegos y ver que el equipo al que obviamente desea ver ganar, está participando, Su deseo, aparte de ver jugadores del equipo visitante, es verlos triunfar y demostrar que fue diseñado para pelearle al tú por tú, a sus oponentes.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]

 

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -