JUAN VENÉ EN LA PELOTA

septiembre 26, 2020

En la Pelota

Un róster All Stars me ha devuelto la salud

​​​​Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).

 

“¡Oh, salud, bendición del rico y riqueza del pobre!, sin la cual no es posible ningún goce en este mundo”… Ben Johnson.-

 

-o-o-o-o-

 

Como debe manejarse un juego de Serie Mundial han manejado mi falta de salud los 20 médicos, médicas y personal adjunto que me han tratado en los últimos 14 meses. Cada jugada ha sido realizada con un máximo de calidad y abundancia de entusiasmo. Por eso, vamos ganando el juego. Como dijo Teodoro Petkoff, “estamosmal, pero vamos bien”.

 

Estos son los 20 ilustres profesionales de la medicina, quienes se ocuparon en estos días de mis males, mis dolores, mi salud y mis casi 92 años de edad…:

 

Samuel Szomstein, Alisa Muñíz, Hermes Milanés, Idania García, Angel O. Vento, Alex Garrido, Onorio Sisiruca, Darlien Vera M., Ramón M. García, José A. Fernández, Pedro Segura, Amit Sastry, Adrián Legaspi, Dr. MOLERO de la Clínica Aran, Alberto Aran, René González, Norberto Hernández, Fernando Safdie, Dianna Rocco, Boris Lerner.

En la clínica Aran tienen un desorden monumental con las llamadas telefónicas. Atienden solo a través de contestadoras, y no se puede dejar mensajes, por lo quenunca me informaron del primer nombre del doctor Molero, de quien estoy muy agradecido tras la operación de mis ojos.

Además de las dos operaciones en laAran, he pasado por quirófanos y hospitalizaciones en el Coral Gables Hospital, el Jackson Memorial Hospital, el Hialeah Hospital, el Palmetto Hospital, el Mercy Hospital, el Mount Sinaí Hospital.

En todos atienden con tanta eficiencia, que agotan al paciente. Cada dos horas, incluso en la madrugada, toman la tensión osacan la sangre, no hay cuando dormir corrido. Y muy pocas veces se ve un médico. Parece que se esconden. Y no sé por qué, ya que, según mis resultados, no tienen de qué avergonzarse.

Me siento, por lo menos con las facultades para preparar y escribir la columna diaria, que comenzará mañana domingo con la primera de una serie. Sí, una serie de seis columnas acerca de cómo convertir el beisbol invernal en una fábrica de peloteros, en ayuda de las Academias, y en un mega negocio dolarizado.

Todo producto de un sobreviviente de 11 operaciones, incluso colon, ojos y pulmón derecho, más cinco semanas con coronavirus y 12 sesiones de quimioterapia.

Lo que no garantizo es que permanezca mucho tiempo fuera de los hospitales, porque ya es tal el vicio, que cuando paso frente de uno, me siento halado hacia el interior, especialmente si se trata de alguno que no conozca, de los cuales, por supuesto, ya son muy pocos.

Los dejo con la serie de columnas a partir de mañana domingo. Un tema que creo extraordinario para analizar y discutir públicamente… ¡Amanecerá y veremos!…  

ATENCIÓN.- Te invito a leer el archivo de “Juan Vené en la Pelota” en internet. Éntrale por “el deporte vuelve a unirnos”.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

[email protected]

@juanvene5