Juan Castro, otro más que botan en Mexicali

diciembre 2, 2018

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde luego, a nadie sorprendió el despido del ex bigleaguer Juan Castro (12-12) del timón de Águilas de Mexicali y mucho menos, horas después de una victoria en el vacío estadio Teodoro Mariscal de Mazatlán.

Sin pecar de pitoniso, brujo, adivino  o algo por el estilo, en este espacio lo adelantamos el día que se anunció al ex Dodger para reemplazar a su colega  venezolano Luis Sojo (7-9), a finales de octubre.

Como también podemos anticipar que la siguiente víctima será el colmilludo dominicano Félix Fermín, que tomará las riendas mañana martes y quien en 2016, por estas fechas, salió de los Charros de Jalisco por “motivos de salud”

Ese ha sido, guste o no, el estilo del dueño del equipo Dío Alberto Murillo, quien de no ser por sus indiscutibles méritos por los campeonatos de 1998-1999 y 2016-2017, sólo habría dejado en su biografía su fama de mano ligera para despachar en frío a sus estrategas en el campo.

Los “Caballeros Águilas”, el nombre completo de batalla de los fronterizos, no tienen a un manager de tiempo completo desde la edición 2015-2016, cuando Édgar González  los llevó hasta la serie final que, eventualmente, perderían ante los Venados de Mazatlán.

Razón de mucho peso que, de cualquier manera, no evitó que el también ex ligamayorista y hermano mayor del Titán Adrián González, librara su predecible destino, pues no regresó para el siguiente ciclo.

Fue cuando Murillo enganchó al México-estadounidense Gil Velázquez (14-17), ex jugador de cuadro con experiencia en la gran carpa como jugador, para botarlo y suplirlo con Roberto Vizcarra, traído ex profeso de la desaparecida Liga Invernal Mexicana y respondió con el esquivo cuarto banderín.

Por cierto, Velázquez, abandonó el “nido”  quejándose del trato, violando la regla no escrita entre los pilotos que se van conscientes de que no pueden cerrarse una puerta, echando el caballo encima al mero macizo.

FRANCISCO Ríos (0-0, 1, 0.00) toleró sus primeras dos carreras en Venezuela, pero fueron sucias en un relevo largo (3e, 0h, 2c, 2b) con el que se apuntó un salvamento para los Leones de Caracas, quienes derrotaron a los Tiburones de La Guaira.

Otra: Relevista por primera vez con los Venados desde 2006-2007, el ex bigleaguer Walter Silva (1-0, 1, 1.80) logró, anteanoche, versus Águilas (3e, 4h, 1c), el primer rescate de su vida útil en la LMP. En la LMB, en 2003, tuvo dos para los Broncos de Reynosa.

Una más: Luego de perder el 27 de octubre, contra los Yaquis (1e, 3h, 2c), el relevista de los Naranjeros, Rafael Martin (0-1, 3, 1.45) hilvanó 18 entradas y dos tercios sin permitir anotaciones, con saldo de 3 salvados, 18 chocolates y 4 boletos.

Y, la sorpresiva inclusión del venerable y multi galardonado Francico Estrada al staff de coaches de los Charros, provocó una situación a no dudar inédita, una aglomeración familiar  por una misma causa: un yerno (Roberto Vizcarra), un suegro (Estrada) y los concuños Alfonso “Houston” Jiménez y “Paquín”, quienes, ciertamente ya habían trabajado en Culiacán.

OBSERVACIONES: Al igual que el zurdo Juan Pablo Oramas, José Samayoa (4-0, 1.41) es un cheque al portador para los Naranjeros como abridor, tras hacer penitencia en el bullpen… También al Charro Octavio Acosta (3-2, 5.25) le vinieron bien dos relevos, según dieron fe los poderosos Tomateros (7e, 3h, 3c, 3b, 9k), en el estadio Panamericano.

[email protected]

[email protected]