José Maiz “invoca” a Diablos Rojos para la final

septiembre 27, 2018

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Radiante, diríamos que hasta rejuvenecido, el ingeniero y ex niño prodigio del 57, José Maíz, celebró un título norteño más de los Sultanes de Monterrey y ahora va por el décimo de liga que se les ha negado en casi 11 años.

Mucha agua ha pasado bajo el puente, diría el clásico, desde aquella conquista de 2007 firmada por el dominicano Félix Fermín, en un periodo en el que perdieron las finales de 2008 (Diablos Rojos), 2013 (Tigres) y 2018.1 (Leones).

Y, efectivamente, de darse una finalísima Diablos-Sultanes invocada por el ahora socio al 50 por ciento de los ex Industriales, enfrentará a los dos clubes con más tiempo en el circuito y con un acumulado de 25 títulos—16 los Pingos–, solo superado por los 28 entre los capitalinos y los Tigres (12) hoy de Quintana Roo.

LOS Azulejos de Toronto anunciaron que su manager John Gibbons no regresará para 2019, llegando a su fin su segunda estancia que empezó en 2013 y en la que los calificó a los playoffs en 2015 y 2016, después de un intrascendente ciclo, entre 2004 y 2008.

A Gibbons y asesores habría que abonarle el descubrimiento, así tal cual, de Roberto Osuna como cerrador  en la pretemporada 2015, cuando decidieron probarlo en la Toronja no obstante su etiqueta clase A y  flojísimos desempeños: 0-2 y 6.26 en  Rookie y A y 0-3 y 9.49 en la Liga Otoñal de Arizona.

Las medidas en millas del sinaloense, 96 (rápida), 95 (sinker), 91 (cutter), 87 (slider) y 83 (cambio) alertaron a sus coaches de pitcheo, Pete Walker y bullpen Dane Johnson, sobre las cualidades  del derecho que en 2011 tampoco enseñó músculo en la Liga Mexicana, donde registró 0-1 y 5.49 en 13 juegos para los Diablos Rojos.

Aunque terminará la campaña, Gibbons se une a Bryan Price (Cincinnati), Mike Matheny (San Luis) y Jeff Bannister (Texas), tirados del tren en marcha en la larga travesía que bajará el telón el venidero domingo.

SIN el respaldo ofensivo con el cual llegó a ganar 8 de 10 decisiones con los Rangers a pesar de un alto promedio de efectividad, Yovani Gallardo (8-7, 6.40) se ha hundido nuevamente, ligando cuatro descalabros, con 8.15 en carreras limpias. Y miren que no estuvo tan peor, anteanoche en Anaheim (5.1, 3h, 2c, 3b,2k), en la penúltima apertura de su azarosa campaña para los Texanos.

Otra: La final de la Liga Mexicana empezará el martes 2 de octubre en Monterrey, el mismo día del desafío a morir por el “wild card” de la Liga Nacional, que  involucra a Cachorros, Dodgers, Cerveceros, Cardenales y Rockies.

Una más: El desenlace del 2018.2 de la LMB peleará el “rating”, desde luego, igualmente al “comodín” de la  Americana ya pactado entre Yanquis y Atléticos y a las series divisionales que arrancarán el 4 y 5 del próximo mes.

Y, se ve, se siente, que los Acereros de Monclova ratificarán a Pedro Meré en el timón para 2019, porque si  de vibra de campeonato se trata, el veracruzano está a la altura de las expectativas, gracias a una rutina de apenas seis años adornada con  2 banderines en la LMB—Rojos del Águila (2012) y Toros de Tijuana (2017)—seis en la Invernal Veracruzana y uno en la Serie Latinoamericana (2013), todos con los Brujos de los Tuxtlas.

OBSERVACIONES.-  Son dos los pilotos todavía ausentes de la pretemporada de la Mex-Pac que ya se hizo adulta: Bronswell Patrick (Hermosillo) y el subcampeón venezolano Wilfredo Romero (Navojoa)… Los seis equipos de la Liga Dominicana emplearán a 60 extranjeros, incluidos los muy vistos en la Liga Mexicana: Francisley Bueno, Josh Judy y Félix Pérez, enrolados con las Águilas Cibaeñas; los “tocayos” Josh Lowey y Josh Lueke que van a los Leones de Escogido y Patrick Johnson (Gigantes) y Evan MacLane (Estrellas).

[email protected]

[email protected]