Inicia pretemporada LMP; Diablos a remontar

septiembre 9, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- En Hermosillo y Guasave, empezó ayer lunes la pretemporada de la Liga Mexicana del Pacífico. Naranjeros y Algodoneros, polos opuestos del sexagenario circuito, si bien a estas alturas, en igualdad de condiciones.

La escuadra sonorense, máxima recolectora de títulos (16) y la sinaloense (1) de vuelta por orden de ya sabe usted quién, después de cinco años en el purgatorio por falta de “quórum” en su estadio, hoy en remodelación.

En el transcurso de la semana previa al tradicional Grito de Independencia, el resto de la membresía abrirá sus puertas, incluidos los debutantes Sultanes de Monterrey, que han citado para el miércoles a parte de su primera generación.

De acuerdo a los tiempos marcados por la irreverente Liga Mexicana que finalizó su largo y en algunos lugares, tedioso calendario, apenas el 29 de agosto y que aún tramita el primer playoff, solamente los Venados de Mazatlán, el institucional yucateco Juan José Pacho, los Tomateros de Culiacán al ex bigleaguer Benjamín Gil y los Yaquis de Ciudad Obregón al recién eliminado Sergio Gastélum (Oaxaca), tendrán a sus respectivos pilotos.

Los demás, llegarán más adelante, una vez liberados de sus compromisos: Roberto Vizcarra (Saltillo-Jalisco), Víctor Bojórquez (Diablos Rojos-Los Mochis) y el debutante Adán Muñoz (Tigres- Navojoa).

En un escenario en el que en Monterrey decidirán si mandan al histórico primer campamento en conocido complejo deportivo del rumbo,  a su coach de banca de los Sultanes con el fierro LMB, Homar Rojas.

O, a escoger entre Remigio Díaz, Alfredo Meza y Arturo González, también colaboradores del panameño Roberto Kelly y, puestos, para trabajar todo el año por una misma causa en pistas y estaciones diferentes.

El cargo conferido a Rojas, quien en la LMP le lleva una delantera de varios cuerpos y dos campeonatos a su actual jefe, lo rechazó un Kelly aún con la mentalidad de un ex ligamayorista solvente que dedica a la familia y al descanso el otoño e invierno.

Y tres estrategas ocupados en el béisbol estadounidense: Vinicio Castilla (Naranjeros), asistente de la gerencia general de los Rockies de Colorado; Bobby Dickerson (Mexicali), coach de los Angelinos de Anaheim y, Rigoberto Beltrán (Algodoneros), encargado del pitcheo de los Clippers de Columbus (Cleveland), en AAA.

FALLECIÓ en su natal República Dominicana, debido a cáncer pulmonar,  José Moreno (.206, 2, 15), ex bigleaguer  de breve paso que jugó en la Liga Mexicana para Diablos Rojos y Rieleros de Aguascalientes.

Tenía 61 años y en su país lo recuerdan como un inusual triplete– 30-30-30—que data de la lejana edición 1981-1982 de la Lidom, con los Leones de Escogido: impulsadas, anotadas y robos de bases

En 1983, bateó .228 con 4 vuelacercas y 25 empujadas en 47 juegos para los Pingos y dos años más tarde, dejó cifras de .287, 6 bambinazos y 28 empujadas en 49 en la nómina de la escuadra hidrocálida.

OBSERVACIONES: ¿Cuándo la ocasión más a la mano que los Diablos Rojos se levantaron de un 2-3 en postemporada frente a los Tigres ahora de Quintana Roo, en casa? Fue en 2002, en la serie final por el título absoluto, ganando seis y siete en el Foro Sol, tras imponerse en el quinto en el Hermanos Serdán de Puebla… El triple coronado de los Leones de Yucatán—victorias (15), ganados y perdidos (15-2) y efectividad (2.26)–, el dominicano César Valdez, confirmó su liderazgo en la rotación abridora, asestando el golpe definitivo a los Guerreros de Oaxaca (7e, 2h, 1c, 2b, 7k).

[email protected]

 

[email protected]