Impactantes datos de los robos de base

diciembre 17, 2018

Lanzando para Home

Los robos de base no son tan espectaculares como los jonrones, pero llaman poderosamente la atención, sobre todo los de home.
En sus principios en este deporte, se marcaba robo a un jugador, si éste avanzaba una base extra. Por ejemplo: si estaba en primera y con hit llegaba a tercera, se le ponía robo. Si estaba en tercera y con rodado al cuadro llegaba al pentágono, también se le daba robo. A partir de 1897 se reglamentaron los robos de base, tal como son en la actualidad, con pequeños cambios, como cuando sale un corredor a la siguiente base y aunque haya wild o pasbol, de todas manera es robo.
Guaymas fue el primer campeón en 1958-59, fue también el que puso la primera marca al robarse 43 bases, distinguiéndose Alfredo Ríos con 12. Una temporada después los Rieleros de Empalme lo suben a 47, brillando el parador en corto, David García con 17. Tres campañas después vuelven al ataque los Ostioneros con nueva marca con 58, siendo el mejor, el jardinero Ramsés Chena con 19 estafas. Precisamente en esa V Temporada, hace su aparición el michoacano Pancho García que gana el título de robos con 21, pero los Yaquis hasta 1964-65 rompen la marca de Guaymas con 72, teniendo como punta de lanza a Pancho García con 37 robos, imponiendo en lo personal marca de estafas. Un año después al ganar los Yaquis su primer banderín, el nativo de Cd. Hidalgo, Michoacán, sube su marca a 49 robos y todo el equipo se roban 83 bases, cantidad que aumentan a 84 en la temporada número 13.
Parecía que la hazaña de los Yaquis no sería superada, pero los Mayos de Navojoa en 1975-76 corren como desesperados y alcanzan la cantidad de 97 robos, destacando los americanos, Bob Detherage con 17, Bob Jones con 13, mismo número Jerry White y el mexicano Jorge Orta con 10. De nuevo recuperan el récord los Yaquis y en la edición 1981-82, dejaron muy atrás la marca de los Mayos al terminar el rol regular con 125 robos, siendo el mejor el nicaraguense David Green con 26, seguido por Juan Navarrete y Leo Valenzuela con 19, Stan Davis con 17, misma cantidad Darryll Sconiers y Toño Villaescusa con 10. Hubo jugadores como Pancho Márquez, Pedro Otero, Abelardo Vega y Chick Valley que no contribuyeron con ningún robo.
Ya que estamos con los robos, es bueno recordar aquél juego donde los Yaquis se robaron seis bases, pero en una misma entrada. Era un Domingo 7 de Diciembre de 1975 por la mañana en el estadio “Manuel Echeverría” de Navojoa, cuando en la quinta entrada abrió John Scott con hit, sobre Ernesto Córdoba y catcheando Juan Treviño.
El moreno se robó segunda y tercera, anotando al roletear Navarrete a segunda y tirar a home, sin sacar out. El lagunero, también se robó segunda y tercera y anotó en la misma situación al sacar rodado a segunda, donde Victor Manuel López tiró a home, poniendo out a Navarrete. Siguió la fiesta con hits de John Balaz y “Paquín” Estrada, cuajando a la perfección el doble robo, cuando Balaz llegó al pentágono y “Paquín” a la segunda, para sumar un total de 6 estafas.
Ese doble robo fue con Ramón Guzmán en la loma. Finalmente, el juego lo ganó Obregón por 5-4 con crédito para Enrique Romo con salvamento de Mike Overy…Después más lanzamientos.