Holanda la gran sorpresa

marzo 13, 2013

De Primera a Home

No hay duda de que Holanda (o Curacao) en este caso, es la gran sorpresa del clásico mundial 2013, una escuadra que ya venía gestando el pegar un golpe fuerte.

En este torneo se ha encargado de eliminar a dos potencias del beisbol internacional como son Corea del Sur (sub campeón del torneo anterior) y hace unas horas “echó al plato” a los cubanos con todo y las declaraciones (lamentables ) del manager antillano Victor Mesa previo al juego, al decir que Holanda era un equipo al cual le iban a ganar tranquilamente.

Holanda de manera callada, sin hacer aspavientos, ha logrado buenos resultados en los 3 torneos, con mucho talento, con todo y que no jugó en el torneo Jurickson Profar, el súper prospecto de Texas, han conseguido ascender cada vez que juegan.

En 2006 se quedaron en primera ronda, para el año 2009 pasaron a segunda ronda eliminando a República Dominicana.

Ahora tienen la posibilidad de disputar las semifinales, primero definen con Japón cual de los dos entra en primer lugar rumbo a la parte final del evento en San Francisco.

Los holandeses son dirigidos por el conocido “Bam Bam” Hensley Meulens y el coach de pitcheo es el inmortal del beisbol Bert Blyleven.

Su gran figura es Andruw Jones, un histórico para Curacao, es prácticamente el líder moral de esta tropa, a la cual por más obstáculos que les pusieron enfrente en la forma de los rivales durísimos que les tocaron a todos los han eliminado.

Por muchos años el beisbol en Curacao y Holanda ha trabajado de manera coordinada, tienen academias de pelota en ambos puntos, tan distantes uno del otro pero a la vez tan unidos por el rey de los deportes.

MÉXICO VA DIRECTO

El haber sido eliminado en primera ronda, no implica que México va a jugar el torneo clasificatorio de Clásico Mundial 2017, como si lo hicieron para la actual edición Canadá (que lo ganó), Panamá, Colombia y Nicaragua, estos 3 últimos países cayeron ante el equipo de Barry Larkin, Brasil.

Todo indica que México va directo a la primera etapa del torneo dentro de 4 años.

EL CASO DE LOEWEN

No recuerdo un arranque de carrera para un pitcher tan complicado como lo tuvo el ahora jardinero del equipo canadiense, Adam Loewen.

Cuando era lanzador, gran prospecto de Baltimore, debutó con “bombos y platillos” llevando la etiqueta de no puede fallar, pero no le fue bien.

Lo destacable es que Loewen en sus primeros 4 juegos de abridor en ligas mayores en 2006 tuvo que enfrentar a 4 ganadores del trofeo Cy Young en fila: Randy Johnson (2 veces, cuando era de Yanquis) Ton Glavine con los Mets y Roy Halladay cuando el pelirrojo se encontraba con Toronto.

Loewen ya no destacó de pitcher, pero se buscó aprovechar su bate, ahora es outfielder.