Historias con Minnie Miñoso

septiembre 27, 2018

Lanzando para Home

Lo peor que le puede pasar a un bateador es que lo ponchen. Pero Minnie Miñoso encontró una manera más inoble de que lo pusieran out. Esto pasó el 17 de Julio de 1959, cuando Miñoso estaba con Cleveland y jugaban en el Fenway Park en la octava entrada, el manager de los Indios, Joe Gordon, protestó por una interferencia, que el umpire de bases no se la aceptó y se vino a home con el umpire Frank Umont, que tampoco lo tomó en cuenta y llamó al bateador Miñoso, que entrara a la caja de bateo, pero su manager le ordenó que no lo hiciera y el umpire Umont lo declaró out y al mismo tiempo lo expulsó del juego.
Fue la primera y única vez en su carrera, que Miñoso fue expulsado del juego. Este partido lo terminó ganando Cleveland por 8-7 y al ser expulsado Miñoso entró por él, Jim Piersall. En este juego, Beto Avila bateó de emergente por Boston y fue ponchado. El veracruzano en ésta última temporada en las Mayores, empezó con Baltimore, luego con Boston y terminó con Milwuakee. En su carrera de 11 temporadas, solo en dos ocasiones terminó con buen promedio, en 1952 fue para .300 y en 1954, fue cuando resultó campeón bateador con .341.
Ningún pelotero quisiera estar en los zapatos de Frankie Zak, después de que un cordón desatado, le costó a su equipo una victoria en el Día Inaugural de la temporada de 1945. Jugando en contra de los Rojos, su equipo Piratas estaba ganando 1-0, en la parte alta de la quinta entrada, cuando Zak, tocó la pelota y se embasó en infield hit, poniendo corredores en primera y segunda bases. Momentos más tarde, justo cuando el lanzador de los Rojos, Bucky Walters, estaba a punto de lanzar, Zak notó que uno de sus spkes estaba desatado y pidió tiempo.
El umpire de primer Ziggy Sears, agitó los brazos para parar el juego, pero el umpire principal George Barr y el bateador no vieron la señal. El pitcher hizo el lanzamiento y el bateador Russell, sacó la pelota por arriba del jardín derecho, así que era un jonrón de tres carreras. El batazo se anuló y de nuevo bateó Russell, conectando un hit sencillo, que prdoujo una carrera. El juego se fue a 11 entradas y perdieron por 7-6.
Al día siguiente, Russell caminó por los vestidores, llegando con Zak y le entregó una caja, que al abrirla Zak, vio que eran unos spikes de hebilla. Y ésto porque, preguntó Zak y la respuesta de Russell fue que los uses y no pidas tiempo para abrocharte los spikes. Los dos se soltaron riendo…Después más lanzamientos.