Héctor Velázquez contra Azulejos; para Yaquis el “pez gordo”

julio 3, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Como en aquella épica serie final de 1977, los Diablos Rojos abarrotaron el Parque La Junta (5, 468) de Nuevo Laredo, Tamaulipas, en su primera visita en varias lunas a ese pequeño inmueble, habilitado para la presente temporada.

Hace más de cuatro décadas, la poderosa versión setentera escarlata no salió viva de ”La Junta”,  mordiendo el polvo en tres noches seguidas, en una de las grandes sorpresas en los 93 años de la  vida útil de la Liga Mexicana.

Ese campeonato, conquistado a sangre y fuego, diría el clásico, con los batazos de Ricardo Guerra y Carlos Soto sobre los vertiginosos lanzamientos de Aurelio López y la estrategia del navolatense  Jorge Fitch,  superando al galardonado Benjamín “Cananea” Reyes.

LOS Algodoneros de Guasave siguen llevando sus eventos a la plaza pública: hoy tendrán un “casting” en la búsqueda de  su nueva mascota y presentarán el himno oficial del club, en la emblemática plazuela Miguel Hidalgo.

Entre tanto, continúa la reconstrucción del estadio Francisco Carranza Limón, ahora sí, contrarreloj, a menos de tres meses del reestreno de los blanquiazules en la Liga Mexicana del Pacífico.

Hay quienes apuestan a  que no estará al cien por ciento para la inauguración, al igual que los cosos de Mazatlán y Los Mochis, en donde  a estas fechas aún se trabaja en el Teodoro Mariscal y Emilio Ibarra Almada, respectivamente.  Pero la fiesta está garantizada  para el domingo 13 de febrero, recibiendo a los rivales de siempre en la apertura, sus vecinos Cañeros.

LLUEVA, truene o relampaguee, en el Golfo de México, los Piratas de Campeche llevaban 8 asistencias consecutivas en su Nelson Barrera Romellón de menos de mil aficionados, promediando 840.

Desde el 25 de mayo, cuando 2 mil 688 presenciaron un descalabro ante los Acereros de Monclova, 10-7, no cruzaban la línea de los mil ni regalando boletos, en una abstinencia de pelota que no es de ahora.

Nadie sabe cómo le hacen, pero las bajas afluencias  nunca  han puesto en peligro la permanencia de la franquicia que llegó para quedarse en 1981, procedente de Durango, un año más tarde  de la huelga de la ANABE.

LUEGO de su exitosa reaparición en la London Series, Héctor Velázquez (1-3, 5.31) está  programado para hoy jueves por la tarde, contra los Azulejos, en el Rogers Centre de Toronto. Y, para el  domingo, en el Minute Maid Park de Houston, el segundo inicio de José Urquidy (0-0, 4.91), versus Angelinos de Anaheim.

Otra: Tras ligar 13 relevos sin admitir carreras, Giovanny Gallegos (1-1, 2.79) permitió rayitas en dos de sus pasados tres, aunque sin perder su  toque ponchador. En 38 innings y dos tercios, el aún novato de los Cardenales de San Luis ha recetado 57 chocolates.

Una más: El buen momento de Joakim Soria (1-4, 4.62), 8 apariciones sin anotaciones, en siete entradas en que ponchó a una docena, todavía no se refleja en su efectividad,  haciendo acopio de espinacas y experiencia en el bullpen de los Atléticos de Oakland.

Y, los lectores Eduardo Miranda, Jesús Ramírez y Geovany Sánchez nos recuerdan  que el prospecto de los Padres de San Diego, Luis Urías, es sonorense.  Mil disculpas por el “lapsus”. En este espacio, siempre hemos antepuesto ese gentilicio al jugador de cuadro. Hecha la pertinente aclaración, Sonora tiene 30 ligamayoristas y Sinaloa  21, en la historia del Big Show.

OBSERVACIONES.- Los Yaquis de Ciudad Obregón se llevaron el “pez gordo” del draft de ayer en Hermosillo: Chris Carter (Monclova), quien en 2009-2010, la rindió un rato para los Algodoneros (.212. 5, 10)… El triple coronado de la pasada edición de la LMP, el cubano Elian Leyva (4-0, 3.72), ligó su segunda salida de seis ceros  para los Sultanes de Monterrey… Édgar Osuna (1-10, 7.35), alguna vez prospecto de los Reales de Kansas City, ha perdido 11 de 12 decisiones, entre 2018.2 con Leones de Yucatán y Algodoneros de Unión Laguna.

[email protected]

[email protected]