Guerreros en plena pelea

septiembre 23, 2018

Séptima entrada

SIGUE.- Después de caer en el primer juego de la final del sur, Guerreros y Sergio Omar Gastélum derrotaron por paliza a Diablos Rojos ayer en el “Fray Nano” de la Ciudad de México para empatar la entrevista que deberá reanudarse en la ciudad de Oaxaca a partir de mañana. Este resultado es lo que buscaba el piloto de los de la Verde Antequera para no regresar a su casa con las manos vacías y de esta forma ponerse en la pelea por el derecho de llegar a la Serie del Rey.

PREGUNTA.-Nos recuerda, el comentar del piloto de Guerreros, que un lector nos  escribe  para preguntarnos quién es el mejor manejador en el béisbol mexicano, de las dos ligas y entre nacionales y extranjeros. Refiriéndose a los de la actualidad, nos aclara. Obvio es decir que no es fácil dar una respuesta. Hay varios y muy buenos, aparte que como suele suceder, en este deporte las opiniones siempre serán divididas, algo normal según nuestro punto de vista.

EL GANADOR.- Para muchos, un buen manejador es aquel que triunfa. El que consigue títulos. Sin embargo, ¿se podrá medir a un piloto por haber capturado banderines cuando tiene un equipo que no tiene huecos?. Por ahí no estamos completamente de acuerdo Por supuesto que tiene sus méritos, hay timoneles que aún con tremendos rosters, fracasan una y otra vez y se pasan largos años sin llevar a un equipo al banderín, pero son buenos.

NADA.- Esos mismos manejadores que capturaron títulos con trabucos, nada más les dan un equipo modesto, y enseñan el cobre. No les vale que sepan inculcar grandes estados de ánimo ni que tengan dotes de motivadores. Fracasan y eso se ha visto en un sinnúmero de ocasiones. No, no es fácil medir a los buenos pilotos aunque hay sus excepciones, por supuesto.

ANTES.- Remontándonos al pasado reciente, muchos estarán de acuerdo que pilotos de la talla de un Benjamín “Cananea” Reyes, no se dan en maceta. El estratega sonorense sí que supo ganarse el respeto y admiración de propios y extraños. Saltó a la fama en el año de 1971 cuando remontó un adverso 0-3 de Charros ante Saraperos, para regresar con cuatro triunfos en fila para adjudicarse la corona.

TAMBIÉN.- “Cananea” no solo fue campeón con Charros, más tarde lo requirieron los Diablos y los llevó a varios banderines. Fueron un total de cinco los que les dio a los seguidores de los Escarlatas. Claro, siempre tuvo buenos equipos. Pero algo tenía que sacaba cada genialidad que en verdad asombraba. Era audaz, inteligente y arriesgado y por eso la vida lo premió con muchos títulos.

INVIERNO.- Pero Reyes no solamente triunfó en verano, en invierno también supo sobresalir. A Naranjeros los llevó a tres títulos y a Águilas de Mexicali a uno. Y a cada uno de estos escuadras, los llevó a ganar una Serie del Caribe. Por supuesto que Cananea tuvo tragos amargos, no todo fue dulzura. Con equipos que no espantaban, salía con más pena que gloria.

OTRO.- Francisco “Paquín” Estrada, es otro que no puede quedar fuera del comentario. El popular manejador de Navojoa, condujo a Tomateros nada menos que a seis títulos. Uno más cuando para Águilas de Mexicali consiguió otro banderín. Aparte, en 1996 y en el 2002, ganó Series del Caribe para los guindas. Una hazaña que tal vez nadie pueda conseguir en el transcurso del tiempo. Y en verano,  Estrada también supo adjudicarse coronas. Dos para Piratas de Campeche y una para Bravos de León. Un triunfador con toda la barba.

CRITICADO.- Si nos vamos a MLB, desde que llegó a dirigir a Dodgers, Dave Roberts ha sido blanco de muchas críticas. Pero el ex jugador nacido en el Lejano Oriente, mantiene al equipo angelino en los primeros planos con todo y que perdió la pasada Serie Mundial. En ocasiones, Roberts da la impresión de ser un piloto muy verde, pero en otras actúa con demasiado tino no obstante que sus detractores se ensañan con las críticas.

DIFÍCIL.- Por lo anterior, qué difícil es para un estratega dar gusto a las diferentes forma de ver este juego de los que lo siguen asistiendo o no a los estadios. El béisbol es polémico, siempre lo ha sido, por eso no nos debe extrañar que no siempre se esté de acuerdo a la hora de dar un comentario. Que no era el momento de sacar a un pitcher, que se debió tocar la pelota, que debieron traerle un zurdo, y así por el estilo. Todos queremos ser manejadores, todos queremos dar nuestra opinión. Por eso es bonito el rey de los deportes, por esto y por mucho más.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]