Gastelum repite como el mejor manager

enero 14, 2020

Séptima entrada

ESPERADO.- Sí, se esperaba, más no por eso es inmerecido, el galardón de Manejador del Año del estratega de Yaquis, Sergio Omar Gastélum quien por segundo año en fila, se lo adjudica. La votación de la prensa especializada fue abrumadora y con ello ha logrado algo importante es su naciente carrera de piloto.

CERCA.- Hace un año, el apodado “Güero” Gastélum, llevó a la tribu a una final, y aunque no la ganó, su trabajo allí quedó, pues casi nadie, por no decir que nadie, daba a la tribu de Ciudad Obregón, como un finalista. Y vaya que se quedaron muy cerca de hacer la chica cuando enfrentaron a unos poderosos Carros que fueron los campeones al ganar en seis encuentros.

HOY.- Para este final de postemporada, se cree que Yaquis debe ser uno de los finalistas. Y de paso, por qué no, llevarse el banderín. Claro, nada está escrito. Primero tienen que completar la faena ante Venados. Ya van a la mitad del camino y de hacerlo, encararían al ganador de Cañeros y Tomateros. Dos escuadras que podrían complicarse y comerles el mandado.

OJO.- A través de la historia de LMP y de otros circuitos, no siempre gana el que tiene más ganados en el calendario regular. Sin embargo, los expertos y los no tanto, se inclinan a pensar que Yaquis tiene todo para ser el campeón. Insistimos, esto no se sabrá hasta por allá a finales de este mes. Yaquis tiene que ganar seis juegos más y un adversario, siete. No, no será fácil para nadie.

NO.- Otra cosa, no debemos dar por descartados a los Venados. Los dirigidos por JJ Pacho tienen un buen equipo. Si esta noche logran salir avante, la moral les regresaría y empezarían a jugar un beisbol que pudiera complicarles la existencia a las huestes de Sergio Omar Gastélum. El estratega de los porteños es un viejo lobo de mar y no hay que darlos por vencidos.

CAMBIAN.- Los momios, que estaban a favor de Tomateros, han cambiado pues varios creen que trasladada la entrevista a la cañera ciudad, los Verdes pueden sacar provecho de su estadio. Se ve una entrevista nivelada donde se puede cargar para cualquier lado. La tropa Esmeralda ya vio que pueden maniatar a la ofensiva de los Guindas, así como poder derrotar a cartas fuertes de sus adversarios.

EXPERIENCIA.- Sin embargo, la experiencia de los dirigidos por Benjamín Gil, puede ser importante. Y el colmillo del dirigente, ni se diga. Eso hace ver que los dos equipos tienen motivos para llegar a una final que se espera emocionante, sea quien sea su adversario. Y no pocos creen que entre ellos saldría el campeón.

YA.- Lo que se esperaba sucedió ayer. Alex Cora fue despedido como dirigente de los Medias Rojas por lo que todo mundo en el beisbol, está enterado. El piloto boricua está inmiscuido en las trampas que están ensuciando al beisbol y ya era su turno, como se sospechaba. ¿Quién dirigirá, entonces, al equipo de Boston?. Muy pronto se sabrá, creemos.

GRANDE.- El suceso que se vio al término del primer juego de la semifinal en el estadio Yaquis, ha levantado muchos comentarios. Tal vez más de lo que se esperaba. Y ya se dijo que los que hicieron la maldad de arrojar cerveza a los jugadores de Venados, van a ser impedidos de asistir a los diez estadios de LMP. Lo que queda de este torneo y el próximo. No parece una medida exagerada.

PREGUNTAS.- Sin embargo, hay quienes cuestionan lo anterior y se preguntan, ¿es más penado arrojar cerveza a los jugadores que arrojar un bat a un compañero de profesión, con negras intenciones y ser castigado solamente con cuatro juegos?. No estamos defendiendo a los que actuaron mal el domingo, conste, lo que tratamos de decir es que fueron muy demasiado benévolos con el jardinero de Naranjeros.

IMPEDIDOS.- Muchos se preguntan, cambiando de tema, el por qué a los que arrojan positivo en un antidoping no dan a conocer su nombre. Esto es arriesgado. El afectado, muy en su derecho, demandaría a los que hacen público su nombre. Procede una demanda así, ya que no  por qué dar a la luz pública su nombra, dado a que lo hizo, fue en privado y afectaría, de paso, no solamente a él, también a su familia.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]