Final inesperada

marzo 19, 2013

Tirabuzón

El que Puerto Rico haya calificado a la gran final del clásico mundial derrotando y destronando a los japoneses, es una sorpresa. Como también lo fue que Holanda (Curacao) haya disputado el otro boleto con los dominicanos.

Y si me apuran un poco, esta versión de los quisqueyanos sorprende, donde está por la ausencia de algunos notables como Alberto Pujols y José Bautista, tampoco pintaba bien en su panorama. No se le veía entre los 4 favoritos.

Pero el beisbol hay que jugarlo y los pronósticos no ganan encuentros. En series cortas se debe jugar estilo perfecto de pelota y así lo han hecho los dominicanos y no se diga holandeses y boricuas en juegos de eliminación.

Se pensaba que Japón, Venezuela, Estados Unidos y Cuba, iban a las semifinales en el AT&T Park de San Francisco, pero eso solo era en el listado de favoritos, únicamente los japoneses llegaron a las semifinales, pero resultaron inofensivos.

A Puerto Rico le hacía falta un evento así. No gana nada desde la serie del Caribe del 2000. Tienen buen equipo, su columna vertebral cuenta con Ángel Pagán, que es el catalizador del line up de Gigantes, Carlos Beltrán, es la gran presencia y uno de los mejores ambidextros de esta generación, Yadier Molina ha mejorado mucho con el bate.

Y los de abajo son buenos también, Mike Aviles sano, siempre ha bateado lo mismo que Álex Ríos, que conectó el batazo más grande de su carrera.

Carlos Rivera, Andy González y “Motorita” Feliciano, son gente de mucha experiencia.

Pero la clave es Yadier, la forma en que lleva el pitcheo, como sacó de balance a los japoneses al pedir pronto cada lanzamiento provocando que no se acomodaran los nipones por ese estilo de levantar la pierna al hacer swing.

El beisbol del caribe es el gran triunfador en este torneo mostrando ahora sí su real potencial a pesar de algunas ausencias que a fuerza de ser sinceros, no han pesado.

SAYONARA AL BICAMPEÓN

Realmente poco hubiera cambiado el destino de Japón con Ichiro Suzuki (a los casi 40 años) y conYu Darvish en la loma.

El primer bate de los nipones, Takashi Toritani es un estupendo ofensivo. De estilo similar a Suzuki, levanta pie al momento de venir el pitcheo, estuvo de maravilla en el clásico y es el futuro japonés en torneos internacionales, aunque tiene 30 años por casi 40 de Ichiro.

El abridor Kenta Maeda lanzó muy bien, aunque su curva no estuvo rompiendo donde él quería, de haber jugado Yu Darvish, hubiera tomado su lugar, así que realmente Japón prácticamente fue completo en talento al evento.

Si acaso el otro pelotero que juega ligas mayores y pudiera haber estado es Norichika Aoki, guarda bosques de Milwaukee, pero tampoco quiso jugar debido ante todo al exceso de tráfico en el jardín nipón.