Fallece el gran Eleno Cuén

octubre 26, 2019

Séptima entrada

INFAUSTA.- Poco después del mediodía de ayer, corrió como reguero de pólvora la infausta notica del fallecimiento, repentino, del ex lanzador Eleno Cuén, un personaje muy querido en la pelota mexicana que escribió páginas en nuestro país. Sin embargo no tuvo la suerte de llegar, por una inoportuna lesión, al mejor beisbol del mundo.

PARECÍA.- Corría el mes de febrero del lejano año de 1974, cuando Eleno, que militaba con Venados que había vencido en la final a Yaquis para irse a la primera Serie del Caribe celebrada en nuestro país, (en Hermosillo), lanzó un tremendo juego que ganó a Caguas de Puerto Rico 1-0 que ya se había coronado campeón dejando en segundo lugar a Yaquis que entró por Venezuela que no asistió.

REFUERZO.- En el año de 1981, llegaron a la final Naranjeros y Yaquis. La tribu escogió de refuerzo a Eleno que tuvo un gran año, fue importante en la coronación, en siete juegos, ante Naranjeros. Primero les ganó en Hermosillo y en el juego decisivo lanzó otro gran juego para llevarlos al entonces tercer título de su historia. Fue ese juego en el TOG y por supuesto que Eleno fue clave al lanzar todo el encuentro ganando 2-0.

RECORD.- En la temporada 1983-84, que fue la número 26, Eleno hizo algo que probablemente quedará para la posteridad, sobre todo porque el beisbol ya cambió y ya no se ven lanzadores que cubran toda la ruta. El ahora fallecido, nacido en Cócorit, pero radicado en Esperanza, ambas Comisarías del Municipio de Cajeme, abrió 18 juegos y en todos lanzó la ruta completa.

DIFÍCIL.- Desde aquella temporada, el record de Eleno permanece vigente. ¿Usted creen que en estos años veamos un pitcher que haga eso?. Si para la quinta entrada ya están volteando a ver si hay alguien calentando para dejar la loma. En la actualidad es común ver relevistas intermedios, situacionales, preparadores y  cerradores. No, ese record no va a ser ni empatado, ni lo van a romper, pues aparte a los pitchers los cuidan mucho para que no se excedan ni le den carga a su brazo.

A GANAR.- Yaquis está obligado a sacar buenas cuentas en una aduana que normalmente se les ha dificultado. Sí, ganar en el puerto se les complica. Y ahora que van sin ganar serie, deben batear para aprovechar el buen momento de los lanzadores que en los recientes juegos han hecho su parte. De pronto el bateo se cayó.

PASARÁ.- Se entiende que es imposible que estén bateando a gran ritmo en cada uno de los juegos. Esa racha  da la esperanza de que trae la ofensiva debe pasar pronto. La alineación de los dirigidos por Sergio Omar Gastélum se ve muy bien en el papel. Pero deben demostrarlo, como sucedió en un inicio de temporada, en el terreno a la hora de los hechos.

LUCE.- Los abridores anunciados para actuar en el remodelado “Teodoro Mariscal”, luce en grande. André Rienzo, Carlos De León y Tiago da Silva, dan la esperanza de conseguir buenos resultados y deberán traerse la serie, que sería, apenas, la primera, si las cosas les salen como se espera. Otro resultado, cuidado.

SÍ.- La pregunta de algunos, antes del primero de la serie en Mazatlán, es la siguiente: “¿Qué sucederá si Yaquis pierde la serie en Mazatlán?”. Refiriéndose, por supuesto, al futuro de Sergio Omar Gastélum. Ya lo hemos citado anteriormente, la directiva de Yaquis es, seguramente, la menos impaciente No creemos que accionen temprano el botón del pánico.

TRANQUILO.- Sergio Omar, por lo tanto, debe estar tranquilo. Ya se sabe que en el beisbol mexicano, pedir tranquilidad a los pilotos, es algo difícil. Ya saben que su puesto pende de un hilo y que con una mala racha, su cabeza puede rodar irremediablemente. Una mala racha de tres o cuatro descalabros, porque la temporada, aquí en invierno, es muy corta.

ENTRADAS.- La afición de Ciudad Obregón se creció al castigo. Después de algunas aseveraciones de las pobres entradas en el Estadio de Yaquis, la afición se volcó al inmueble en la serie ante Algodoneros. Fue creciendo, en el primero de la entrevista, se vio entrada buena, para el segundo mejoró y para el tercero, aquello fue un casi lleno que la verdad sorprendió a muchos.

POR ESO.- Lo anterior demuestra que cuando hay un buen platillo, refiriéndonos al plantel para este año, el fiel seguidor lo nota perfectamente. ¿Que no han tomado el ritmo ganador esperado?. No les ha importado, viendo el roster, saben que les están dando un buen equipo que no tardará mucho en empezar a sumar series ganadas.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]