EN LA PELOTA

julio 18, 2020

En la Pelota

Las 646 páginas de Concepción

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“Escribe, escribe, que algo queda”… Kotepa Delgado.-

-O-O-O-

Si el coronavirus y los culopicosos lo permiten, esta columna cumplirá, en octubre, 60 años prestando servicio diario, de lunes a domingo. Escríbeme y dime cómo lo celebramos.-

Voté por David Concepción durante los 15 años que permaneció como candidato para el Hall de la Fama, y ningún culopicoso se dio cuenta. Seguramente se estaban rascando.

A través de esa década y media, 1994-2008, hablé con decenas de compañeros electores a favor de la candidatura, y varios votaron por David. Sin embargo, nunca pudimos lograr el 75%.

Ningún colupicoso protestó porque el capitán de La Gran Maquinaria Roja quedara fuera de los nichos de Cooperstown. Dio la impresión de que ni lo conocían. Al fin y al cabo, nunca fue ídolo Polar ni nada parecido, por lo que no apareció durante años en 50 o más anuncios televisados ni en anuncios de periódicos y revistas.

Pero ahora el acucioso y brillante autor, Asdrúbal Fuenmayor, acaba de poner a la venta su obra, “El Rey David”, impresa en 646 interesantes e históricas páginas. Sorprende con agrado, cómo Asdrúbal encuentra y describe tipos de detalles que muy pocos autores publican.

Como leo en la página 303…: “El sábado 11 de octubre, comienza la Serie Mundial de 1975… Gracias a un permiso especial de los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, en las tribunas se encuentran los padres de Luis Tiant, quienes ven a su hijo por primera vez en más de 15 años. Luis Tiant padre, conocido como ‘el zurdo Tiant’, de 70 años entonces, jugó en Venezuela con el equipo Gavilanes, propiedad de la familia Aparicio, en la década de los 30”.

Y en la página 448…: “Cerrando la pretemporada 1982, en 13 juegos, Concepción acumula un average de 428 puntos, producto de sus 18 imparables de 42 turnos. Esta actuación, respalda lo establecido en su nuevo contrato, que lo ubica como el shortstop mejor pagado de las Grandes Ligas”.

En aquella época de sueldos muy bajos, en comparación con los de hoy día, David cobraba 926 mil 600 dólares por temporada.

Y David habla en unas cuantas de las páginas, como en la 565…: “No me afectó dejar la carrera de pelotero, después de 19 campañas en las Grandes Ligas y 23 años con los Tigres de Aragua, pues estaba preparado. Había comprado dos fincas y estaba listo para atenderlas”.

Y en la 641…: “Lo que hice en el beisbol está ahí y no se puede borrar. Son más que números o trofeos personales. Son hermosos recuerdos que uno lleva por dentro. Me siento muy orgulloso de haber jugado en las Grandes Ligas y con los Rojos de Cincinnati. Quizá es por eso que me llaman El Rey”.

Valioso libro y fácil de leer, gracias a la prosa amable de Asdrúbal.

ATENCIÓN.- Puedes leer el archivo de “Juan Vené en la Pelota” en internet, entrando por “el deporte vuelve a unirnos

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

[email protected]
@juanvene5