EN LA PELOTA

julio 31, 2020

En la Pelota

El beisbol más allá de sus inventores

Coral Gables, Florida (VIP WIRE).-

“Es más fácil desintegrar un átomo, que un prejuicio”… Albert Einstein.-

-o-o-o-

El beisbol nació y había crecido sin mayores inconvenientes, hasta Bud Selig y Rob Manfred.

Nadie dijo…: “Voy a inventar un jueguito apasionante por divertido e infantil”. Pero los Farahones Egipcos hicieron un gran trabajo a favor del beisol sin darse cuenta, al inventar los ritos religiosos en honor el Dios Osiris. En lo que menos pensaron ellos fue en que iban a jugar a la pelota. Solo querían clamar porque las tierras y las mujeres fueron fértiles en la siguiente primavera.

A nadie se le ocurrió bautizar a ningún juego como base-ball, o baseball, o beisbol.

Pero los niños ingleses solían decir…: “Vamos a jugar con bases y pelotas (with bases and balls). Lanzaban, bateaban, fildeaban y corrían. Era una copia mejorada de los milenarios ritos religiosos oficiados por los faraones egipcios.

La primera vez que publicaron las palabras base-ball, fue en diciembre de 1744, hace ahora 270 años. Aparecieron en el libro para niños, “A Little Pretty Pocket Book” (Un Pequeño y Precioso Libro de Bolsillo), editado en Inglaterra por John Newberry.

Los ritos, que tres mil años antes de Cristo se oficiaban en Egipto, y especialmente en El Cairo, se hicieron populares en todo Europa. Los ingleses, junto con los griegos precursores del deporte en el mundo, descubrieron que ese homenaje al Dios Osiris tenía mucho de actividad deportiva, de competencia a través de una pelota, y por eso se inspiraron para inventar el cricket, juego muy fuerte, exclusivo para hombres.

Por eso, más tarde crearon para los niños el rounders, del cual habla Mark Twain en su novela newyorquina “Tom Sawyer”, publicada en 1876, coincidencialmente, el año cuando fue inaugurada la Liga Nacional.

Las palabras base-ball, mostradas al mundo por primera vez en las páginas de aquel inocente libro, sirvieron para identificar a más de 30 juegos de lanzar, batear, fildear y correr inventados en mayoría por los 132 peregrinos europeos, especialmente procedentes de Plymouth, Inglaterra, llegados a las costas de lo que ahora es Massachusets, a bordo del barco de velas Mayflower.

El año siguiente, 1847, apareció Henry Chadwick, quien pronto se convirtió en el primer periodista dedicado exclusivamente al deporte, y en especial al beisbol. Creó tantas Reglas como se iba descubriendo que hacían falta, según la marcha de los juegos.

Y cuando, al comenzar el Siglo XX Albert Goodwill Spalding inventó que el inventor del beisbol había sido el general Abner Doubleday, Chadwick se opuso pública y frenéticamente. Pero Spalding tenía el dinero necesario para su aventura sobre la mentira. Temía que si se establecía al beisbol como descendiente del cricket y del rounders, tal y como era, los estadounidenses perdieran interés.

ATENCIÓN.- Puedes leer el archivo de “Juan Vené en la Pelota” en internet, entrando por “el deporte vuelve a unirnos”.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

[email protected]
@juanvene5