Empate entre la Americana (43) y Nacional (43)

julio 8, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.-Salvo que empataran, como en 1961 y 2002, el ganador  del Juego de Estrellas de Grandes Ligas de hoy en Cleveland, inclinará nuevamente la balanza, después de que el triunfo de 2018 de la Liga Americana  les permitiera alcanzar por primera vez desde los años sesenta a la Liga Nacional, con un salomónico 43-43.

La del año pasado, en el Nationals Park de Washington, 8-6 en 10 innings, fue la sexta  victoria consecutivo de la selección del llamado “joven circuito” y el 14 en los 18 clásicos del siglo 21, donde en 2002 hubo unas “tablas” muy criticadas, cuando en Milwaukee ambas escuadras ya no quisieron  salir para el inning 12, alegando que se habían quedado sin jugadores de reserva.

Imprevisto que provocó que para 2003, en el Cellular Field de los Medias Blancas de Chicago, el entonces comisionado, Bud Selig, decretara que el resultado iba a decidir la localía para el inicio de la Serie Mundial, hasta que su sucesor  Rob Manfred cambió la regla, en diciembre 2016.

En ese periodo, en que por encima del mejor récord global  predominó el  eslogan, “esta vez sí cuenta”, la Liga Americana ganó 11 de 14, aunque los clubes de la Liga Nacional  se impusieron 8-6 en la Serie Mundial.

POR segundo año al hilo  no habrá mexicanos en el Juego de Estrellas, conocido que entre los 16 en nómina ligamayorista en 2019 ninguno tuvo méritos para una convocatoria, si bien no deben desdeñarse los del cerrador de los Astros de Houston, Roberto Osuna (3-1, 19, 1.95) y del jardinero de los Dodgers de Los Ángeles, Alex Verdugo (.303, 9, 39), quien recibió casi medio millón de votos.

De cualquiera manera, el balance de la primera parte del extenso calendario  es aceptable, como se verá a continuación en las cifras de los más regulares:  Giovanny Gallegos (1-1, 2.66), Julio Urías (4-2, 3, 2.45), Óliver Pérez (2-1, 3.00), Sergio Romo (1-0, 16, 4.13), Joakim Soria (1-4, 4.75),Luis Cessa (0-1, 4.75), Héctor Velázquez (1-3, 5.65),  Manuel Bañuelos (3-4, 6.90) y Gerardo Reyes (4-0, 10.67).

Temprano, en abril, quedó out  de la rotación de los Atléticos de Oakland, Marco Estrada (0-2, 6.85), aquejado de dolores en la espalda y el relevista de los Filis de Filadelfia, Víctor Arano (1-0, 3.86), lastimado del codo, mientras el prospecto  Luis Urías (.083, 0,0), era devuelto a AAA por  los Padres de San Diego.

Y en el tramo final, se reincorporó el veterano  Fernando Salas (0-0, 9.00), como  contratación realmente sorpresa de los Filis,  y se registró el debut del novato de los Astros,  José Urquidy (0-0, 10.50).

ECHANDO un rápido vistazo a las menores, concretamente a las sucursales AAA,  ¿quiénes son susceptibles de un ascenso para el remanente, desde el próximo viernes? La baraja no es muy amplia, pero todo puede pasar en los casos de seis elementos, incluido, desde luego, el joven Urías.

En aptitud de debutantes, los bateadores, Roberto Ramos (.311, 19, 68), en constante explosión en la filial de los Rockies de Colorado, Albuquerque; Irving López (.298, 1, 5) y Ramón Urías (.223, 2, 19) y el lanzador Jesús Cruz (2-5, 7.71), haciendo antesala en Memphis (San Luis). Y el pitcher que los Padres foguean con los Chihuahuas de El Paso, Andrés Muñoz (3-2, 2, 3.79).

Y para un eventual retorno, el utility Daniel Castro (.241, 1, 11), que ha padecido lesiones  en el frente de los Dodgers de Oaklahoma y el propio Salas que  aceptó asignación en la finca Lehigh Valley (Filadelfia).

OBSERVACIONES:  Los Diablos Rojos, que regresaron de una gira por el norte nuevamente con números positivos (4-2), empiezan a partir de hoy estancia en casa de seis juegos contra sus víctimas en la primera semana de julio, Tecolotes de los Dos Laredos (1-2) y Acereros de Monclova (1-2).

En Tabasco dispensaron paciencia a Dennis O’ Grady (1-1, 3.81), recién reaparecido tras un mes en el hule, conscientes de los buenos oficios del americano que en la LMP, en 2018-2019, compiló 6-1 y 2.15 para los Naranjeros de Hermosillo.

¿Cómo va el cambio al 2 x 1 realizado por Toros y Saraperos? El dominicano Leandro Castro (.352, 14, 53), batea .323 con 4 jonrones y 13 remolcadas para Tijuana, en tanto, los cubanos Dariel Álvarez (.276, 10, 54) y Henry Urrutia (.293, 11, 43), tienen .303, 4, 15 y .256, 4, 8, respectivamente rindiendo en Saltillo.

[email protected]

[email protected]