Emocionante entronización al Salón de la Fama del beisbol nacional

noviembre 14, 2019

Tiempo de Beisbol

(TIEMPO DEL RECUERDO: Los Naranjeros de Hermosillo lograron su primera victoria el 15 de noviembre de 1958, esto fue cuando la Liga de Sonora se puso en marcha por primera vez al fracasar la Liga de la Costa. La primera victoria que señalamos se produjo con marcador de 3-2 en 10 entradas ante los Ostioneros de Guaymas. Ganó Mauro Contreras y perdió Luis Nevares…El 15 de noviembre de 1963, los Naranjeros ganan 10-3 a los Yaquis de Ciudad Obregón con pitcheo de Horacio Solano. Por otro lado en esta misma fecha y año, Ramón “Diablo” Montoya fue frenado en 22 juegos su cadena de juegos dando hit. Fue Panchillo Ramírez de Los Mochis quien puso fin a su racha…Aurelio Rodríguez (Los Mochis) pegó su jonrón 100 en la LMP. Esto sucedió el 15 de noviembre de 1985 en Guasave y ante el pitcher Cipriano Pérez).

= = = = = =

Bien conducida la ceremonia de entronización en el nuevo edificio del Salón de la Fama del beisbol profesional mexicano, bien por los nuevos miembros en este recinto y dentro del ambiente que se formó alrededor del evento fue ver gran presencia de miembros de este recinto que hubiera sido buen detalle mencionar que ahí estaban Antonio Pollorena, Alfredo Ortiz, Enrique Aguilar, José Peña, Cornelio García, Moi Camacho, William Berzunza, Horacio Piña, los dos Chico Rodríguez, Armando Reynoso y otros que no pudimos ver pero que hicieron la fiesta con tantos admiradores que los rodeaban y preguntaban recordando los años pasados cuando estaban en plena actividad. Aunque no están en el Salón de la Fama si estuvieron ahí Fernando Remes, José Luis Sandoval, etcétera.

La gran mayoría llegó de muy lejos y hubiera sido un buen detalle mencionarlos y no abarcar saludos y elogios al presidente del Salón de la Fama, Alfredo Harp Helú. Si bien se le agradece toda la inversión al crear este nuevo Salón de la Fama, un poco de humildad se antojaba al mismo tiempo que la abundancia de elogios que se repetían constantemente.

Muy bien el ingeniero Francisco Padilla como Director del Recinto, sus palabras se estimaron al dar la bienvenida a los nuevos miembros del Salón de la Fama. Teniendo como brazo derecho a Horacio Ibarra para hacer su parte en el retorno de estas reuniones con la gente del beisbol. Aunque también sabemos que don Alfredo tiene a su gente para manejar la logística, gente que desconoce este ambiente beisbolero y mucho más a los medios de comunicación. En esta ocasión la mayoría son de Monterrey. Hubo mucho despliegue de elementos de seguridad que llegaron en la caravana del gobernador Jaime “Bronco” Rodríguez. Por cierto muy bien su presencia en el atril para dirigirse a los invitados, estuvo simpático con su inconfundible estilo de hablar.

 Nos extraño no ver a Magdalena Rosales y a Juan Filizola, ex directores del Salón de la Fama, también el caso de Gabriel Medina que fue el invitado de piedra. Nunca lo mencionaron como antes se hacía con los presidentes de la LMB y hasta participaban. Medina es presidente interino, lo sabemos pero es el titular del circuito de verano en este momento. Tampoco vimos a nadie de la LMP. Que en este caso cuentan porque el Salón representa a todos los jugadores profesionales, como en aquellos viejos tiempos cuando Horacio López y Antonio Ramírez Muro eran los jerarcas de la institución. Ahora si cabe decir, como han pasado los años. Seguiremos recordando más de esta primera fiesta del nuevo Salón de la Fama.

Cuando finalizaba de escribir la columna me llegó la triste noticia del fallecimiento de Carlos Ibarra, un pitcher que se caracterizó por su velocidad. Descanse en paz y ya tendremos de ampliar algo de sus recuerdos.

[email protected] [email protected]