El primer jugador en llegar a mil hits en LMB

septiembre 12, 2018

Tiempo de Beisbol

(CHARROS DE JALISCO, OCTAVIO ACOSTA PIENSA EN GRANDE EN LAS FILAS DEL EQUIPO)
(TIEMPO DEL RECUERDO: El 12 de septiembre se vivió una jornada especial en 1947, al surgir el primer jugador en llegar a MIL hits en la LMB. Fue nada menos que Epitacio “La Mala” Torres y sucedió en el parque Delta de la Ciudad de México jugando para los Sultanes de Monterrey, ganado la batalla a Agustín Bejerano que también trataba de alcanzar dicha cifra en ese juego contra los Diablos Rojos de México).

= = = = = =

Los Tecolotes de los Dos Laredos  podrían llorar el juego del pasado lunes cuando llegue a su fin su serie contra los Acereros de Monclova. Josh Lowey dejó el juego ganando los Acereros 3-1 y cuando se apareció la gente del bullpen de Acereros, aquello se volvió en un tira y agáchate, los Tecolotes hicieron un racimo de 8 carreras para poner el juego 9-3, pero ese ataque no alcanzó porque el equipo coahuilense ganó 11-10 con jonrón de Francisco Peguero en la entrada diez.

El lunes también ganaron los Guerreros de Oaxaca en el Kukulkan de Mérida, Yucatán, el marcador fue de 4-1. Aficionados y jugadores de los campeones Leones juran que el jardinero Yordanis Linares (Oaxaca) no atrapó el batazo de Eric Aguilera que iba contra la barda estando dos corredores en base. Aseguran que la bola cayó al terreno pero que el jardinero izquierdo la recogió la esférica y la puso en el guante mientras llegaba el ampáyer que sentenció el lance. Quedó como atrapada y ahí terminó el juego.

Esto ha sucedido algunas veces sobre todo cuando no hay muy buen alumbrado. Cuando sucede algo parecido viene a la mente aquella vez en la vieja Liga de la Costa, me lo contó Héctor Lara que era el jonronero de los Tacuarineros de Culiacán. Bateo línea por el jardín derecho que Lara hubiera jurado se había ido de aire sobre la barda, pero resulta que Mario Ariosa saltó y supuestamente atrapó el batazo al venir corriendo hacia el cuadro y sacó del guante la pelota confirmándose el out.

Ariosa acostumbraba llevar una pelota en la bolsa de atrás del uniforme, aquellos bombachos que se utilizaban entonces. Cuando terminó el juego y salieron los jugadores de los vestidores, “se me acercó un chamaco”, cuenta Héctor Lara. “Señor Lara, me firma la pelota de su jonrón”. “No fue jonrón le dijo Lara” pero el chamaco insistió diciendo que él estaba ahí y la recogió del otro lado de la barda.

Como las dos temporadas de este 2018 fueron muy cortas, de 58 juegos cada una, deberán aparecer con asterisco en las páginas donde se registran a los máximos ganadores en pitcheo, jonrones, carreras producidas, etcétera. En el 2019 se normalizará, aunque cabe decir que hasta el 2017 se registraron temporadas de 110 y 113 juegos, también debe aparecer con astericos. La temporada de 120 juegos que viene para el 2019 es idéntica a la última  que se celebró en el 2001 con tal cantidad de juegos. Para esto había venido bajando paulatinamente desde los años 60s que llegaron a programarse calendarios de 140 o más juegos.

[email protected]@gmail.com