El lugar donde llegó por primera vez el beisbol en México

septiembre 9, 2018

Lanzando para Home

Con las investigaciones que realizó César González Gómez, ha terminado la versión de que en Guaymas, se jugó por primera vez en México en 1877, cuando del buque Montana, se bajaron los marinos y llevaron a cabo un juego extraño para la gente del puerto, en la Plaza de las Carretas.
Bien documentado, dio a conocer Cesar, que el Union Base Ball de Matamoros, Tamaulipas, el 21 de Octubre de 1869, cruzaron la frontera y se enfrentaron al Rio Grande Base Ball Club, que salió triunfantes por 29-22 y se paró en la octava entrada, por falta de luz. Este juego fue reseñado por el Daily Ranchero de Brownsville, Texas, dos días más tarde y también apareció en un diario de la Cd. de México, The Two Republics. Primeramente aseguró que el primer mexicano en jugar este deporte, fue el nayarita, José Francisco Godoy, que era hijo del Consul de Mexico en San Francisco.
Siguió investigando, Cesar González y ahora descubrió que el yucateco Primitivo Cázares y Galera, que nació en Mérida, Yucatán en 1887, fue enviado desde muy pequeño a estudiar en Boston, junto a su hermano mayor David. Su familia era la dueña de la Hacienda de Santo Domingo en Xcuyam, una de las plantaciones primeras del henequén en Yucatán a mediadados del siglo XIX. Eran hijos de don Manuel Cázares, un visionario que hallo riqueza en la fibra que se extrae del henequen.
En 1858, Primitivo fue inscrito en la Lawrence Scientific Scholl, facultad de Ingeniería de Harvard. Por esos años, el novedoso juego de béisbol, era uno de los pasatiempos favoritos de la juventud y al jóven yucateco le gustó mucho. La caballerosidad en este nuevo juego era muy importante y los integrantes del equipo Lawrence B.B.C. (base ball club) lo convierten en regla. En esos tiempos, ya el ejercicio físico, era muy bien visto, como una práctica progresista.
Primitivo, fue nombrado presidente del nuevo club, que tuvo una vida corta. Su constitución fue el 3 de Noviembre de 1858, con 23 miembros, que firman el 8 de Noviembre. Ese día llevan a cabo su primer juego interescuadras.  El equipo se mantiene hasta el inicio de la Guerra Civil de los Estados Unidos en 1861. Seis de los miembros del Lawrence B.B.C., participaron en esa guerra y tres ellos murieron.
Toda esta información sobre Primitivo Cázares, se encontró en los archivos de la Universidad de Harvard. Este tesoro documental fue preservado por el Profesor Frederick Ward Putman, quien fue pelotero del equipo y además Secretario y Tesorero. Allí se encuentra el original de la constitución redactada a mano, así como libros de anotación de los juegos. Es un acervo sumamente valioso para la historia del béisbol en México, pues da cuenta del pelotero mexicano más antiguo, que se tenga documentado practicando el béisbol, hace más de 150 años.
Es Primitivo Cázares, el primer latinoamericano que se ha documentado en la historia jugando béisbol, sin embargo es fácil establecer que Primitivo falleció en 1886, por un contagio de fiebre amarilla que lo mató en 10 días, pero dejó un legado para el béisbol mexicano, al plantar la semilla del juego en Yucatán. Su sobrino del mismo nombre e hijo de su hermano David, sería integrante en 1892 de uno de los primeros clubes de béisbol que se formaron en la península, el Merida B.B.C..
Los legados de Primitivo Cázares se cumplieron uno a uno. El precio y la producción del henequén se dispararon y el béisbol en Yucatán se arraigó con la semilla que él mismo plantó. Gracias César González Gómez…Despues más lanzamientos.