El legado de Eleno Cuén

octubre 28, 2019

Tiempo de Beisbol

(TIEMPO DEL RECUERDO: Ramiro Cuevas fue el rey de los juegos sin hit ni carrera, incluyendo un juego perfecto, hoy recordamos que el 29 de octubre de 1954, jugando con los Charros de Jalisco lanzó sin hit ni carrera contra los Mayos de Navojoa. Ganó 3-0 en el parque Tecnológico de Guadalajara. El juego duró 1.40 y el derrotado fue Johnny Andre. Caso curioso sucedió el 29 de octubre de 1967. Los Yaquis de Ciudad Obregón ganaron 3-2 a Mazatlán pero en la cuarta entrada Pancho García recibe base por bolas, Paquín Estrada conecta hit y lo manda a la tercera pero en la barrida, el tercera Manuelillo López base pierde la bola y luego la recoge buscando hacer out al corredor, sin embargo, el ampáyer de home Valentín Gómez Ruiz llegó apurado y al agacharse perdió una pelota que recogió el pitcher Vega y puso out a Pancho García mientras que Manuelillo con la otra pelota tocó a Pancho García. Tomás Herrera, manager de los Yaquis, protestó pero no prosperó. Quedó en out la jugada. El 29 de octubre de 1992, Darren Reed dio tres cuadrangulares para que ganara Hermosillo a los Yaquis de Ciudad Obregón).

= = = = = = =

El pasado fin de semana falleció Eleno Cuen que fue un gran pitcher en la LMP. Fue el circuito donde destacó jugando para los Ostioneros de Guaymas. Debutó con los Venados de Mazatlán pero fue con Guaymas donde vivió sus mejores momentos, aunque fue corta su carrera en el beisbol invernal. Se recuerda aquella temporada 1980-81 que tuvo marca de 14-4, inició 19 juegos y completó 12. Fue refuerzo de los Yaquis de Ciudad Obregón y ayudó para que el equipo que dirigía Lee Sigman ganara el campeonato de manera sensacional. Ese año no se celebró la Serie del Caribe por problemas en Venezuela que iba a ser el anfitrión.

Cuen fue parte de la ANABE y eso lo marginó de la LMB. Solamente estuvo un poco más de 6 temporadas en la pelota de invierno. Siempre pensamos que  eso evitó luciera más sus magnificas facultades. Una gran persona que siempre estuvo ligado al beisbol, incluso ya retirado del beisbol profesional. Nació en uno de esos pueblos beisbolero que están ceca de Ciudad Obregón, La Providencia.

La serie 1980-81 me tocó transmitirla junto a Alfonso Araujo, titular de las narraciones de los Yaquis de Ciudad Obregón, y Fausto Soto Silva con quien transmití varios años los juegos de los Naranjeros de Hermosillo. Transmisiones de puro beisbol, solamente beisbol, nada de chistes y expresiones vulgares. Ese era mi mundo preferido: SOLO BEISBOL. Me tocó ser testigo de la gran actuación de Eleno Cuen que había sido convocado como refuerzo a las filas de los Yaquis. 

La noche inolvidable de José Urquidy, abrió el cuarto juego de la Serie Mundial para unirse a Fernando Valenzuela y Jaime García, otros mexicanos que han abierto el Clásico de Otoño. Aurelio López lanzó como relevo la Serie Mundial de 1984 con los Tigres de Detroit contra Padres de San Diego. Fue en 2 inning y dos tercios para ganar el juego decisivo con sus rectas de fuego. Fecha inolvidable aquella.

Urquidy lanzó cinco entradas fabulosas, muy dueño y señor de su control, trajo locos a los Nacionales de Washington. Él y Roberto Osuna dos dignos representantes del beisbol mexicano en este Clásico de Otoño. Es por eso que los Astros de Houston se han hecho muy populares entre los aficionados de México.

Por cierto que esta serie me hace recordar que en 1981 y en la LMB se enfrentaron los campeones del Norte, Broncos de Reynosa, y los Diablos Rojos de México. Ninguno de los dos equipos ganó en casa, Diablos se coronó ganando cuatro juegos en Reynosa. Winston Llenas fue el manager de los Diablos.

[email protected]m.mx [email protected]