El juego más rápido en nuestro beisbol

enero 1, 2019

Lanzando para Home

Ayer estuve revisando un monton de datos y boxscores y me encontré el juego más rápido de éste béisbol, que se jugó en Guaymas en la primera temporada de la Liga Invernal de Sonora el Sábado 27 de Diciembre de 1958 y que duró 1.14 horas y por supuesto es récord en el béisbol de invierno, aunque en la Guía Oficial no viene. La alineación que elaboró el manager de Hermosillo, Virgilio Arteaga, fue la siguiente: Gonzalo González 4, Mario Durazo 6, Jesús Bustamanete 5, Roberto Vea 7, David Ocampo 3, Alfredo Pérez 9, Juan Antonio Chan 2, Marco Antonio Sánchez 8 y Mauro Contreras 1. Por su parte el dirigente de los Ostioneros, Manuel Magallón, entregó a los umpires Humberto Bernal, Francisco Alcaraz y Ramón Caudillo, el siguiente line-up: Florencio Estrada 8, José Medrano 9, Alfredo Ríos 6, Manuel Magallón 3, Humberto Rodríguez 4, Juan Monge 2, Francisco García 5, Jesús Mendoza 7 y Manuel “Pilillo” Estrada 1.
En la segunda entrada en su cierre, el primer bateador Humberto Rodríguez, puso a volar la pelota por arriba de la barda del Estadio “Abelardo L. Rodríguez” y tras dos outs, vino otro batazo del mismo calibre del jardinero Jesús Mendoza. En la quinta entrada, vino la tercera y última carrera de los Ostioneros con hits ligados de Florencio Estrada y José Medrano, luego el “Yaqui” Alfredo Ríos fue ponchado y Manuel Magallón levantó la pelota al jardín izquierdo, donde Roberto Vea cometió error, para que anotara la tercera carrera, Florencio Estrada. Fueron ocho hists los que batearon los Ostioneros, por cinco de los Naranjeros.
Hubo una Serie Final entre Ostioneros y Naranjeros, que dio comienzo el Jueves 5 de Febrero de 1959 en el Estadio “Fernando M. Ortiz” de Hermosillo y con Mauro Contreras en la loma, ganaron los Naranjeros por 7-1, perdiendo Manuel “Pilillo” Estrada. Al día siguiente, vuelven a ganar los Naranjeros, ahora por 4-0 con gran pitcheo de 4 hits de Jesús Bustamante, perdiendo José “Chino” Ibarra con relevo del “Pilillo” Estrada.
Sin día de descanso, la final se va a Guaymas el Sábado 7 de Febrero y el pitcher Cliserio Trujillo les cuelga las 9 papas a los Naranjeros con marcador de 4-0, perdiendo Andrés “Balazos” Martínez con relevos de Máximo Olivero y Jesús “Manopas” Alcantar. El Domingo en la mañana, los Ostioneros empatan la serie al ganar por 3-2, en duelo que gana José “Chino” Ibarra a Mauro Contreras. Por la tarde con un parque lleno a toda su capacidad, los aficionados de Guaymas sufrieron bastante, pues el partido estuvo muy cerrado, con el triunfo de 2-1 para Guaymas y el campeonato. Aunque le pegaron 9 hits a Manuel “Pilillo” Estrada, supo capotearlos y terminó con el gran triunfo, lanzando todo el camino. Jesús Bustamante duró en la loma 8.1 entradas y cuando salió del juego, le dejo dos hombres de herencia a Mauro Contreras, entregando una base intencional y un hit de oro de José “Chino” Ibarra, empujó la carrera del campeonato…Después más lanzamientos.