El despido de Óscar Robles

octubre 24, 2018

Séptima entrada

BOMBA.- Vaya noticia que ayer corrió en Ciudad Obregón a temprana hora. Y no solamente en la ciudad sino en casi todas las plazas de LMP. Óscar Robles, que hizo su debut como estratega en este béisbol, fue despedido ante la sorpresa de medio mundo, ya que apenas le dieron tiempo de estar al frente del equipo por espacio de nueve juegos, dejando, eso sí, un record negativo de tres triunfos por seis derrotas.

EVALUACIÓN.- ¿Serán nueve juegos, abriendo la temporada, suficientes para evaluar el trabajo de un manejador que fue anunciado con bombo y platillo?. Creemos que la directiva actuó en forma desesperada, tocando el botón del pánico antes de tiempo. Mucho antes. Temerosos de una eventual eliminación la cual sería la tercera en forma consecutiva. O, ¿acaso obedece a una expresa relación en el club Yaquis?.

DECISIÓN.- Esta decisión no habla bien de un club que llegó a estar en los cuernos de la luna al obtener tres banderines en fila y a dos Series del Caribe ganadas en apenas tres años, algo que nadie ha hecho. Está cobrando fama de despedir a sus dirigentes a las primeras de cambio. Y les ha sucedido a pilotos que los han tenido en buen lugar. Los nombres, usted los debe conocer.

ALGO.- Sin duda, algo sigue funcionando mal en el club de Ciudad Obregón. Algún prietito del arroz sigue haciendo de las suyas y la inconformidad va a estar en aumento. ¿Cómo es posible que nombran a un asesor para que consiga a un manejador como era de la idea del presidente, con poca experiencia, joven y con el mérito de haber llegado a las Grases Ligas y no le dan oportunidad de demostrar sus dotes de estratega?.

SUGERENCIAS.- ¿Qué motivos orillaron a los directivos a darle las gracias a Robles si no llegaron más triunfos por la anémica ofensiva de algunos que según fueron traídos para armar un equipo fuerte en todas sus líneas?. No hay duda, el club Yaquis sigue ganando fama negativa y al rato no va a querer venir a tomar la estafeta de dirigente, ni los más recónditos ni famosos estrategas.

COINCIDE.- Si tocamos el tema de las “sugerencias” que algunos pilotos reciben, la verdad de las cosas, coincide en el hecho de sentar a Armando Araiza, receptor que no ha logrado dar el estirón, y a algunos jardineros, después de la paliza de 15-0. ¿O fue coincidencia?. Ni modo de preguntar, pues nadie se atreverá a decir lo anterior. Ni el despedido Oscar Robles.

¿PLANEADO?.- Otra cosa, pudiera ser algo planeado después de que no se le dio el timón a Sergio Omar Gastélum por su poca proyección como manejador. Pero después de conocer su trabajo con Guerreros, a los que llevó a la disputa del título, ganó fama aunque haya caído con la cara al sol con su equipo de la Verde Antequera. Claro que Sergio Omar es el menos culpable de la situación.

EXPECTACIÓN.- Habrá que ver la forma de dirigir del ex jugador Gastélum ahora que se sabe que no está de forma interina. ¿Le darán sugerencias?, ¿las aceptará, en caso de darse esto?. No es fácil saberlo, pero por algunos detalles, muchos van a caer en cuenta si acepta imposiciones o sugerencias, algo que un estratega reconocido, se niega, la mayoría de las veces, aceptar.

LA SOMBRA.- Los directivos deben de trabajar para realizar los ajustes necesarios. Reconocer que no fue equivocación traer a equis o zeta extranjero, pues se sabe que son un volado en este fuere circuito. Empezar por realizar los ajustes que se necesitan. De lo contrario, ni con Sergio Omar o el más prestigiado de los manejadores, van a hacer que carbure el equipo.

A GUSTO.- Preocuparse por que la relación reinante entre jugadores y TODOS los directivos, sean cordiales. Que sientan un clima aceptable, que se sientan a gusto sin el temor de fallar y ser reprendidos con gruesas palabras. ¿Quién va a estar conforme si saben que de fallar vendrá de seguro una fuerte reprimienda de alguien que ha perdido piso?. No hay jugador que acepte eso.

TEMOR.- ¿Por qué René Arturo, en su calidad de cabeza principal de la organización, teme cortar por lo sano, y de raíz, la manzana podrida que es la que está echando a perder un trabajo arduo de todo un año con miras a levantar al equipo. Un equipo que está siendo, paulatinamente, abandonado por el respetable que lo que quiere es ver al equipo pelando al tú por tú, con los siete conjuntos que integran el circuito y no ser el patito feo. Alguien le está afectado y lo sabe a la perfección, pero teme a tomar el toro por los cuernos.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]